rcasa

Archive for the ‘Hispanic/Latino’ Category

PREVENCION DEL ABUSO SEXUAL EN MENORES DE EDAD

In Hispanic/Latino on July 2, 2012 at 5:00 am

¡El abuso sexual de menores de edad se PUEDE prevenir!

Quizás se sienta triste y desalentado al saber las estadísticas y la realidad del abuso sexual de menores, al conocer qué tan a menudo sucede y cómo los agresores son personas en las cuales el niño confía y conoce. El sentirse triste y desalentado es muy normal, pero las buenas noticias son que el abuso sexual de menores se PUEDE prevenir por medio de adultos y padres de familia que se preocupan y, junto con su comunidad, consiguen hacer una diferencia. La prevención comienza al romper el silencio y el secreto que rodea el abuso sexual de menores de edad. Los adultos pueden lograr esto al tener discusiones o charlas sobre el abuso sexual, sobre cómo los adultos pueden enfrentarse a comportamientos inapropiados de los niños y sobre cómo mantener una atmósfera segura en la cual el niño pueda expresarse sobre temas difíciles de la sexualidad y el abuso. Cómo ya se mencionó anteriormente, RCASA y muchas otras organizaciones se dirigen directamente a los niños y a los adultos. La educación sobre la prevención incluye los siguientes programas: hacer conciencia e involucrar a la comunidad en general, desarrollar fuentes de información que estén al alcance de la comunidad y, por último, desarrollar fuentes de información disponibles para que los adultos se eduquen sobre el tema, denuncien sospechas de abuso y busquen apoyo. La prevención se puede clasificar de la siguiente manera: primaria, secundaria y terciaria. La prevención primaria se dirige a la población en general para detener el abuso sexual antes de que éste suceda. La prevención secundaria sucede antes del problema, pero se dirige a poblaciones susceptibles de ser (o consideradas) de “alto riesgo”. Sabemos, sin embargo, que el abuso sexual de menores de edad sucede en todo tipo de poblaciones, edades, razas, religiones y niveles socioeconómicos. Si solamente nos dirigiéramos a mujeres, jovencitas y/o niños susceptibles de ser (o considerados) de “alto riesgo”, caeríamos entonces en el mito de que éstas son las únicas víctimas. La tercera prevención (o prevención terciaria) se ofrece después de que ha sucedido el problema, y ésta puede incluir programas donde se enseña a los adultos cómo identificar y denunciar adecuadamente un abuso después de que el niño ha sido abusado y cómo puede un niño responder ante una situación de peligro. La ayuda que se presta, una vez que el niño ha sido víctima, es considerada como una intervención. Cualquier tipo de prevención es importante y valiosa, sin embargo, la prevención primaria, en el caso del abuso sexual, ayudará a evitar que suceda éste. La prevención debe ser nuestro objetivo primordial para poder terminar con la violencia sexual en nuestra comunidad.

Si usted o alguien que usted conoce ha sido victima de violencia sexual, contactese con nuestra linea gratuita de informacion y ayuda al telefono: (540) 371-1666. Toda informacion es confidencial.

Comunidad LGBTQ

In Hispanic/Latino, Sexual Assault Awareness on June 25, 2012 at 5:00 am

En este segundo y último artículo consideraremos a dos agencias:

  1. Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA o Concilio Rappahanock contra la agresión sexual, agencia sin fines de lucro, sirviendo a víctimas de violencia sexual del Distrito de Planificación No. 16 de Virginia.

 

Contamos con un equipo de navegadores de salud, prevención e intervención magnífico, con excelentes intercesoras muy capacitadas y dispuestas a ayudar a víctimas de violencia sexual respetando su dignidad y privacidad.

Nuestro personal esta capacitado a prestar apoyo a víctimas de violencia sin importar la edad, la raza, nacionalidad, género, u orientación sexual.  Respondiendo inmediatamente a las llamadas de los clientes cuando estan en crisis, acompañándolos al hospital, acompañamiento al Tribunal, prestando servicios de intercesoría legal.

Nuestro trabajo se enfoca en el Trastorno de Estrés Postraumático, las situaciones adversas vividas en la niñez, escoger el respeto por si mismo y por los demás y en las relaciones personales saludables.

Consejeras profesionales muy capacitadas que proveen terapia bajo la supervisión directa de nuestra Directora Ejecutiva, quien tiene dos Maestrías, una en Arte y otra en Terapia de Arte, Terapista Profesional Licenciada, Certificada por la Directiva en Terapia de Arte y  Certificada como terapista  de abuso de alcohol y drogas.

Unidad de servicios de apoyo a la comunidad Latina y a otra comunidades inmigrantes.

Los servicios de RCASA son bilingües: Inglés y Español.

  1. 2.     Fredericksburg Area HIV/AIDS Support Services, FAHASS.

415 Elm Street
Fredericksburg, Virginia 22401
phone (540) 371-7532
toll-free (800) 215-8121
fax (540) 371-8446
WWW.FAHASS.ORG

Our Mission Serving the City of Fredericksburg and the Counties of Caroline, Culpeper, Fauquier, King George, Madison, Orange, Prince William, Rappahannock, Spotsylvania, Stafford and Westmoreland. FAHASS is a private, nonprofit organization whose mission is to help empower persons infected with and affected by HIV and AIDS, by acting as their advocate and providing emotional, educational and emergency financial assistance. It is through compassion and service that we educate and reach out to our communities.

Nuestra misión – Servir a la ciudad de Fredericksburg y los condados de Caroline, Culpeper, Fauquier, King George, Madison, Orange, Prince William, Rappahannock, Spotsylvania, Stafford y Westmoreland. FAHASS es una organización privada, no lucrativa cuya misión es ayudar y alentar a personas infectadas y afectadas por el VIH y el SIDA, actuando como su intercesor y proveyendo ayuda financiera, emocional, educativa y asistencia financiera en casos de emergencia. Es a través de compasión y servicio que educamos y concientizamos a nuestras comunidades.

FAHASS provides counseling services to HIV-positive clients. Specific counseling services that are offered are: individual, couples, and family counseling. The counselor at FAHASS specializes in HIV specific issues, depression, anxiety, self-esteem, grief and loss, relationship and family issues, as well as, LGBTQ (lesbian/gay/bisexual/transgender/questioning) issues.

Counseling provides a safe, non-judgmental and confidential place to discuss your concerns with a skilled professional. 

FAHASS provee servicios de consejería a los clientes VIH-positivos. Los servicios específicos de consejería que se ofrecen son: individuales, parejas, y terapia de familia. El terapista de FAHASS se especializa en temas específicos del VIH, depresión, ansiedad, autoestima, pena y pérdida, relaciones familiares, así como de temas relacionados con la comunidad LGBTQ La terapia prove un lugar seguro, no critic y confidencial para discutir sus preocupaciones con un profesional experto.

Para más información sobre los servicios adicionales que ofrece FAHASS, vaya a:

http://www.fahass.org/client-sevices.html#casemanagement

A la Comunidad LGBTQ

In Hispanic/Latino, Sexual Assault Awareness on June 18, 2012 at 9:40 am

El Concilio Rappahannock contra la agresión sexual (RCASA) ha dedicado todo este mes para celebrar la diversidad y a la comunidad LGBTQ del área de Fredericksburg, Virginia y una de las formas que los estamos haciendo es a través de estas bitácora cibernéticas (blogs).

A través de esta bitácora cibernética me gustaría concientizar a la comunidad Latina de los servicios disponibles en el área metropolitana de Washington DC y Richmond, así como también de los servicios que tenemos disponibles en nuestra área.

En este primer artículo hablaré sobre los servicios de apoyo para la comunidad LGBTQ en Washington DC y Richmond, Virginia

Contamos con dos organizaciones:

  1. 1.     SMYAL – Sexual Minority Youth Assistance League

www.smyal.org

410 7th Street, SE
Washington DC 20003-2707

Phone: 202.546.5940
TTY: 202.464.4548
Fax: 202.330.5839

Reproduced, translated and modified from: www.smyal.org

SMYAL supports and empowers lesbian, gay, bisexual, transgender and questioning (LGBTQ) youth in the Washington, DC metropolitan region. Through youth leadership, SMYAL creates opportunities for LGBTQ youth to build self-confidence, develop critical life skills, and engage their peers and community through service and advocacy. Committed to social change, SMYAL builds, sustains and advocates for programs, policies and services that LGBTQ youth need as they grow into adulthood.

SMYAL ofrece servicios de apoyo, anima, alienta y conforta a la juventud lesbiana, gay, bisexual, transexual y a aquellos jóvenes que cuestionan su orientación sexual en la región metropolitana de Washington DC.

A través de liderazgo juvenil, SMYAL crea oportunidades para que los jóvenes LGBTQ refuerzen su auto- estima, desarrollen habilidades críticas de vida, y mantiene la atención de simpatizantes y comunidad a través de servicio e intercesoría.  Comprometidos al cambio social, SMYAL forja, apoya y aboga por programas, políticas y servicios que la comunidad LGBTQ necesita a medida que crecen en la edad adulta.

  1. 2.     ROSMY

www.rosmy.org

2311 Westwood Avenue

Richmond, Virginia 23230

         Ph: 804-644-4800

Línea de servicios de apoyo a l@s jóvenes: 1-800-644-4390

Reproduced, translated and modified from: www.rosmy.org

Founded in 1991 ROSMY is here for all youth between the ages of 14-20 who are gay, lesbian, bisexual, transgender, or are questioning their sexual orientation (which we abbreviate sometimes as “GLBTQ”).

Fundada en 1991 ROSMY está aquí para todos los jóvenes entre las edades de 14 a 20 años que son gay, lesbianas, bisexuales, transexuales o están cuestionando su orientación sexual (que a veces lo abreviamos como “GLBTQ”).

The only source of support, education, advocacy and opportunities to promote adolescents healthy sexual and gender identity development, ROSMY prides itself on providing the right resources at the right time. Our youth driven programs are dedicated to helping youth be themselves by empowering them to guide the important discussions and develop the events and activities that best meet their needs in a safe and supportive way.

La única fuente de apoyo, educación, intercesoría y oportunidades para promover el desarrollo sexual saludable y la identidad de género entre adolescentes, ROSMY se enorgullece de proveer los recursos adecuados en el momento adecuado. Nuestros programas inclinados a la juventud están dedicados a ayudar a los jóvenes a ser ellos mismos, aliéntadoles y guiándoles  a saber enfrentar temas importantes y trabajar en eventos y actividades que mejor satisfacen sus necesidades de un modo seguro y propicio.

Los padres de familia hispanos que están preocupados por la conducta de sus hijos o por su orientación sexual, pueden buscar ayuda en estos centros.  Estos centros, han sido creados específicamente para apoyar a los jóvenes ha sentirse seguros de si mismos, y a educar a las familias de estos jóvenes a aceptarlos, respetarlos, entenderlos y amarlos y a no tratar de cambiar su orientación o identidad sexual.

En el Segundo capítulo hablaremos sobre organizaciones de servicios de apoyo a la comunidad LGBTQ en el área local.

El Abuso Sexual a los Ninos

In Hispanic/Latino on June 11, 2012 at 5:00 am

Se reportan más de 80,000 casos al año de abuso sexual a los niños/niñas, pero el número de casos que no se reporta es aún mayor, ya que los niños tienen miedo de decirle a alguien lo que les pasó y el proceso legal para validar un episodio es difícil. El problema debe de ser identificado, debe de ponerse fin al abuso y el niño debe de recibir ayuda profesional. El daño emocional y sicológico a largo plazo debido al abuso sexual puede ser devastador para el niño.

El abuso sexual a los niños puede ocurrir en la familia, a manos de un padre/madre, un padrastro, hermano u otro pariente; o fuera de la casa, por ejemplo, por un amigo, un vecino, la persona que lo cuida, un maestro o un desconocido. Cuando el abuso sexual ha ocurrido, el niño puede desarrollar una variedad de sentimientos, pensamientos y comportamientos angustiantes.

No hay niño preparado sicológicamente para hacerle frente al estímulo sexual repetitivo. Aun los niños de dos o tres años que no pueden saber que la actividad sexual es incorrecta, desarrollarán problemas como resultado de su inhabilidad para hacerle frente a la sobre-estimulación.

El niño de cinco años o más que conoce y aprecia al que lo abusa se siente atrapado entre el afecto y la lealtad que siente hacia esa persona y la sensación de que las actividades sexuales son terriblemente malas. Si el niño trata de romper con las relaciones sexuales, el que lo abusa puede amenazarlo mediante la violencia o negándole su afecto. Cuando los abusos sexuales ocurren en la familia, el niño puede tenerle miedo a la ira, los celos o la vergüenza de otros miembros de la familia, o quizás puede temer que la familia se desintegre si se descubre el secreto.

El niño que es víctima de abuso sexual prolongado, generalmente desarrolla una pérdida de autoestima, tiene la sensación de que no vale nada y adquiere una perspectiva anormal de la sexualidad. El niño puede volverse muy retraído, perder la confianza en todos los adultos y puede llegar a considerar el suicidio.

Algunos niños que han sido abusados sexualmente tienen dificultad para establecer relaciones con otras personas a menos que estas relaciones tengan una base sexual. Algunos niños que han sido abusados sexualmente se convierten en adultos que abusan de otros niños, se dan a la prostitución, o pueden tener otros problemas serios cuando llegan a adultos.

Muchas veces en el niño no hay señales físicas de abuso sexual. Algunas señales sólo pueden ser reconocidas mediante un examen físico por un médico.

Los niños abusados sexualmente pueden desarrollar lo siguiente:

•interés poco usual en, o el evitar, todo lo de naturaleza sexual

•problemas con el dormir o pesadillas

•depresión o aislamiento de sus amigos y familia

•comportamiento seductor

•decir que tienen el cuerpo sucio o dañado, o tener miedo de que haya algo malo en sus genitales

•negarse a ir a la escuela

•delincuencia/problemas de conducta

•secretividad

•evidencia de abusos o molestias sexuales en sus dibujos, juegos o fantasías

•agresividad poco común

•comportamiento suicida

Los que abusan sexualmente de los niños pueden hacer que el niño se muestre extremadamente temeroso de revelar las acciones del agresor y, sólo cuando se ha hecho un esfuerzo para ayudarlo a sentirse seguro, puede el niño hablar libremente. Si un niño/niña dice que ha sido molestado sexualmente, los padres deben tratar de mantenerse calmados y hacerle sentir que lo sucedido no fue culpa suya. Los padres deben de llevar al niño para que le hagan un examen médico y a una consulta siquiátrica.

Los padres pueden impedir o disminuir la oportunidad del abuso sexual:

•diciéndole a los niños: si alguien trata de tocarte el cuerpo y de hacerte cosas que te hacen sentir raro, dile que NO a la persona y ven a contármelo enseguida

•enseñándole a los niños que el respeto a los mayores no quiere decir que tienen que obedecer ciegamente a los adultos y a las figuras de autoridad; por ejemplo, no les diga: siempre tienes que hacer todo lo que la maestra o el que te cuida te mande a hacer

•estimulando los programas profesionales del sistema escolar local para la prevención.

Los niños que han sufrido abusos sexuales y sus familias necesitan evaluación y tratamiento profesional inmediato. Los siquiatras de niños y adolescentes pueden ayudar a los niños que han sido abusados a recuperar su sentido de autoestima, a sobrellevar sus sentimientos de culpabilidad acerca del abuso y a comenzar el proceso de superación del trauma. Estos tratamientos pueden reducir el riesgo de que el niño desarrolle serios problemas cuando llegue a adulto.

Se reportan más de 80,000 casos al año de abuso sexual a los niños/niñas, pero el número de casosque no se reporta es aún mayor, ya que los niños tienen miedo de decirle a alguien lo que les pasó y elproceso legal para validar un episodio es difícil. El problema debe de ser identificado, debe de ponersefin al abuso y el niño debe de recibir ayuda profesional. El daño emocional y sicológico a largo plazodebido al abuso sexual puede ser devastador para el niño.
El abuso sexual a los niños puede ocurrir en la familia, a manos de un padre/madre, un padrastro,hermano u otro pariente; o fuera de la casa, por ejemplo, por un amigo, un vecino, la persona que locuida, un maestro o un desconocido. Cuando el abuso sexual ha ocurrido, el niño puede desarrollar unavariedad de sentimientos, pensamientos y comportamientos angustiantes.
No hay niño preparado sicológicamente para hacerle frente al estímulo sexual repetitivo. Aun los niñosde dos o tres años que no pueden saber que la actividad sexual es incorrecta, desarrollarán problemascomo resultado de su inhabilidad para hacerle frente a la sobre-estimulación.
El niño de cinco años o más que conoce y aprecia al que lo abusa se siente atrapado entre el afecto y lalealtad que siente hacia esa persona y la sensación de que las actividades sexuales son terriblementemalas. Si el niño trata de romper con las relaciones sexuales, el que lo abusa puede amenazarlomediante la violencia o negándole su afecto. Cuando los abusos sexuales ocurren en la familia, el niñopuede tenerle miedo a la ira, los celos o la vergüenza de otros miembros de la familia, o quizás puedetemer que la familia se desintegre si se descubre el secreto.
El niño que es víctima de abuso sexual prolongado, generalmente desarrolla una pérdida de autoestima,tiene la sensación de que no vale nada y adquiere una perspectiva anormal de la sexualidad. El niñopuede volverse muy retraído, perder la confianza en todos los adultos y puede llegar a considerar elsuicidio.
Algunos niños que han sido abusados sexualmente tienen dificultad para establecer relaciones con otraspersonas a menos que estas relaciones tengan una base sexual. Algunos niños que han sido abusadossexualmente se convierten en adultos que abusan de otros niños, se dan a la prostitución, o puedentener otros problemas serios cuando llegan a adultos.
Muchas veces en el niño no hay señales físicas de abuso sexual. Algunas señales sólo pueden serreconocidas mediante un examen físico por un médico.
Los niños abusados sexualmente pueden desarrollar lo siguiente:
interés poco usual en, o el evitar, todo lo de naturaleza sexual

problemas con el dormir o pesadillas


depresión o aislamiento de sus amigos y familia
comportamiento seductor


decir que tienen el cuerpo sucio o dañado, o tener miedo de que haya algo malo en sus genitales
negarse a ir a la escuela


delincuencia/problemas de conducta

secretividad
evidencia de abusos o molestias sexuales en sus dibujos, juegos o fantasías

agresividad poco común


comportamiento suicida
Los que abusan sexualmente de los niños pueden hacer que el niño se muestre extremadamentetemeroso de revelar las acciones del agresor y, sólo cuando se ha hecho un esfuerzo para ayudarloa sentirse seguro, puede el niño hablar libremente. Si un niño/niña dice que ha sido molestadosexualmente, los padres deben tratar de mantenerse calmados y hacerle sentir que lo sucedido no fueculpa suya. Los padres deben de llevar al niño para que le hagan un examen médico y a una consultasiquiátrica.
Los padres pueden impedir o disminuir la oportunidad del abuso sexual:

diciéndole a los niños: si alguien trata de tocarte el cuerpo y de hacerte cosas que te hacen sentirraro, dile que NO a la persona y ven a contármelo enseguida

enseñándole a los niños que el respeto a los mayores no quiere decir que tienen que obedecerciegamente a los adultos y a las figuras de autoridad; por ejemplo, no les diga: siempre tienesque hacer todo lo que la maestra o el que te cuida te mande a hacer

estimulando los programas profesionales del sistema escolar local para la prevención.
Los niños que han sufrido abusos sexuales y sus familias necesitan evaluación y tratamiento profesionalinmediato. Los siquiatras de niños y adolescentes pueden ayudar a los niños que han sido abusados arecuperar su sentido de autoestima, a sobrellevar sus sentimientos de culpabilidad acerca del abuso ya comenzar el proceso de superación del trauma. Estos tratamientos pueden reducir el riesgo de que elniño desarrolle serios problemas cuando llegue a adulto.

Reclusos homosexuales son blanco de abuso sexual en centros de detención

In Hispanic/Latino on June 4, 2012 at 5:02 am

Just Detention International es una organización de la salud y de derechos humanos que trata de impedir el abuso sexual en cualquier tipo de centro de detención/prisión.

 

Su lema en Inglés sería algo así como: “El ser violado y/o abusado sexualmente en prisión mientras se cumple una condena, no es parte de pagar esa condena.”

 

El siguiente artículo fue publicado en una de sus hojas informativas en Junio de 2009.  El abuso sexual en las prisiones ocurre diariamente perpetrado por otros reclusos/reclusas ú oficiales de las prisiones.

 

Artículo obtenido y modificado de: www.spr.org/en/factsheets/Spanish_LGBTQ.pdf

 

 

Reclusos homosexuales son blanco de abuso sexual en centros de detención

 

La mayoría de las víctimas son homosexuales y el departamento [de correccionales] solamente oculta los casos como si fuera algo que la comunidad gay se merece. ¿Cuándo perdimos nuestro derecho a decir no?

 

Sobreviviente de abuso sexual en un centro de detención1

 

El abuso sexual de reclusos que se identifican como lesbiana, gay,  bisexual,  transgénero  e  indefinido (LGBTQ),  por  su  sigla en inglés) constituye hoy en día una de las más  feroces  e  ignoradas  violaciones  a  los derechos humanos en los EE.UU. en un estudio  académico  realizado  el  año  2007, financiado  por  el  Departamento  de  Correccionales y Rehabilitación de California y  llevado  a  cabo  en  seis  prisiones  masculinas  del  estado  de  California,  el  67  por ciento de los reclusos que se identificaron como  LGBTQ  informó  haber  sido  agredido sexualmente por otro recluso durante su  período  de  encarcelamiento; tasa que fue 15 veces mayor que en el caso de la población penal en general (no pertenecientes al grupo LGBTQ).2  De los cientos de sobrevivientes que contactan a JDI cada año, aproximadamente el 20 por ciento se auto-define lesbiana, gay, bisexual o transgénero.

 

Con escasa o ninguna protección de parte de las instituciones, las víctimas de violencia sexual  quedan  magulladas  o  ensangrentadas, contraen VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, y sufren un grave daño psicológico.3  Los  reclusos LGBTQ frecuentemente son clasificados como ‘reinas’, ‘punks,’ o ‘perras’ por el tiempo que dure su reclusión, siendo permanentemente blanco de ataques.4

 

La primera agresión a menudo es el comienzo de la dura experiencia de un prisionero sobreviviente de violación. Los sobrevivientes  pueden  ser  abusados  despiadadamente por  los  mismos  agresores,  algunas  veces por  largos  períodos  de  tiempo,  y  también pueden ser catalogados como blanco de los ataques de otros reclusos. Un estudio reveló que casi el 75 por ciento de los sobrevivientes de violación de prisioneros en las cárceles masculinas y que el 57 por ciento de las sobrevivientes en las cárceles femeninas habían sido abusados sexualmente más de una vez, y que el 30 por ciento de todos los sobrevivientes de violación de prisioneros habían soportado al menos seis o más agresiones.5   En  los  peores  casos,  los  prisioneros  gay  y  transgénero  se  convierten en  esclavos  sexuales,  son  tratados  como propiedad  del  agresor  y  son  vendidos  a otros reclusos dentro de la misma prisión.

 

Para los sobrevivientes LGBTQ, el trauma se ve intensificado por la apatía de parte de la  administración  del  centro  penitenciario

y  por  la  homofobia  que  deben  enfrentar regularmente.6     Los   funcionarios   de   los centros de detención frecuentemente con- funden ser homosexual o transgénero con el  consentimiento  a  la  violación  y  le  quitan importancia al problema. Los reclusos LGBTQ  frecuentemente   hacen   comentarios acerca de funcionarios que ignoran o incluso se ríen de los reportes de violencia sexual. Para hacer las cosas aún peor, los reclusos LGBTQ que reportan formalmente algún abuso a menudo son víctimas de nuevas agresiones, revisiones al tacto y sin ropa, y aislamiento punitivo.

 

La cultura homofóbica de los correccionales está conformada por políticas que no consideran  las  necesidades  específicas  de  los prisioneros LGBTQ. Por ejemplo, las mujeres transgénero típicamente se hospedan con hombres, de acuerdo con el género con el que nacieron, y se les exige que se duchen o  que  sean  sometidas  a  revisiones  al  tacto  y sin  ropa  frente  a  funcionarios  y  reclusos  de sexo  masculino.  Además,  los  reclusos  gay  o transgénero  que  solicitan  protección  debido al mayor riesgo de abuso que enfrentan, ter minan siendo incomunicados, encerrados en una celda por 23 horas al día, y perdiendo acceso a las actividades de reintegración y otros servicios.

 

 

 

 

 

 

Se pueden tomar simples medidas preventivas para  proteger  a  los  recluses LGBTQ.  Por ejemplo,   tomar   en   cuenta   la   orientación sexual y la identidad de género al momento de asignarles el lugar de hospedaje y tomar decisiones  en  cuanto  a  la  clasificación;  entregar  al  personal  de  los  centros  de  detención  capacitación  sensible  con  estos  temas, y  garantizar  que  los  reclusos  que  reportan una agresión sexual reciban protección para no ser atacados nuevamente. Estas medidas mejorarían  considerablemente  la  seguridad de los prisioneros LGBTQ.7

 

Referencias:

 

1              Extracto de una carta enviada por el sobreviviente a Just Detention International.

 

2           Valerie  Jenness  et  al.,  Center  for  evidence-based  Corrections,  Violence  in  California Correctional Facilities: An Empirical Examination of Sexual Assault (2007).

 

3              Para  más  información  acerca  de  las  repercusiones  de  la  violencia  sexual  en  centros  de detención en general, ver Just Detention International, Informativo, Conceptos básicos acerca del abuso sexual en centros de detención de los ee.uu. (2009); Just Detention International, Informativo, mental Health Consequences of sexual Violence in Detention (2009).

 

4          Cindy struckman-Johnson & David struckman-Johnson, A Comparison of Sexual Coercion Experiences Reported by Men and Women in Prison, 21 J. of Interpersonal Violence 1531, 1599 (2006); Christopher D. man & John P. Cronan, Forecasting Sexual Abuse in Prisons: The Prison Subculture of Masculinity as a Backdrop for “Deliberate Indifference,” J. Crim. & Criminology 127,

153-54 (2001).

 

5          Cindy Struckman-Johnson & David struckman-Johnson, A Comparison of Sexual Coercion Experiences Reported by Men and Women in Prison, 21 J. of Interpersonal Violence 1531, 1599 (2006).

6              Helen  Eigenberg,  Correctional  Officers  and  their  Perceptions  of  Homosexuality,  Rape,  and Prostitution in Male Prisons, 80 Prison J. 415 (2000); Cindy Struckman-Johnson et al., Sexual Coercion Reported by Men and Women in Prison, 33 J. sex res. 67 (1996).

7              Para ver una lista completa de las recomendaciones de políticas que mejorarían

 

Acerca de Just Detention International (JDI)

 

Just  Detention  International  (JDI  o  Detención Justa Internacional) es una organización de derechos humanos que trabaja para acabar con el abuso sexual en los distintos tipos de centros de detención.

 

 

Toda la labor de JDI se lleva a cabo dentro del marco de las leyes y normas internacionales de los derechos humanos.  La agresión sexual infligida a detenidos, sea ésta cometida por funcionarios del centro de detención o por otros reclusos, es un delito y está reconocida in- ternacionalmente como una forma de tortura.

 

La labor de JDI está orientada a la labor de tres objetivos principales: garantizar la responsabilidad del gobierno en lo que respecta a la violación de prisioneros; transformar las actitudes públicas erróneas acerca de la violación en centros de detención; y promover el acceso a recursos para los sobrevivientes de esta forma de abuso.

 

JDI se preocupa de la seguridad y el bienestar de todos los detenidos, incluidas aquellas personas que se encuentran en prisiones y cárceles para adultos, centros de detención para jóvenes, centros de detención para inmigrantes, y confinamiento policial, sean éstos manejados por organismos del gobierno o por corporaciones privadas a nombre del gobierno.

 

El abuso y la violencia

In Hispanic/Latino on May 28, 2012 at 5:00 am

Introducción

Cada año, hay vidas de mujeres (y hombres) que son alteradas o destruidas por alguien que abusa de ellas. Las cicatrices emocionales y físicas, así como la destrucción resultante, aparecen claramente en estadísticas sociales y criminales.

Si bien el abuso se denuncia poco, las estadísticas actuales de crímenes al menos comienzan a contar la historia. El Informe Uniforme de Crímenes del FBI indica rutinariamente a la violencia doméstica como la principal causa de lesiones para mujeres de entre 15 y 44 años de edad en Estados Unidos. Estas lesiones superan a las de los accidentes automovilísticos, los ataques callejeros y las violaciones combinadas.

El abuso puede ser manifiesto, flagrante y descarado. Pero puede ser también sutil y artero. Puede hacer explosión o introducirse gradualmente en una relación. Si bien las mujeres son las principales víctimas del abuso, los hombres también pueden serlo.

Uno de los primeros pasos para tratar con el abuso es identificarlo. Esto suele ser difícil porque puede manifestarse de distintas formas. Esta es una breve reseña de los distintos tipos de abuso.

  1. Abuso emocional es el uso de estrategias mentales o juegos psicológicos. Esto podría incluir cosas como ira, agresión, humillación, intimidación, asecho, temor, poder y control. El objetivo es causar daño emocional a la otra persona.
  2. Abuso físico incluye el uso de partes del cuerpo o armas para amenazar, castigar, dominar, contener, controlar o lesionar a otra persona.
  3. Abuso sexual es el uso de acciones sexuales forzosas que pueden dominar, manipular, amenazar, lesionar, corromper o controlar a otra persona.
  4. Abuso social involucra otras formas de abuso para dominar, manipular o controlar las relaciones sociales de otra persona.
  5. Abuso financiero es el uso de dinero o cuestiones relacionadas con lo financiero para dominar, amenazar o controlar. Esto puede hacerse para dañar a otra persona o sacar provecho financiero de esa persona.
  6. Abuso espiritual es el control de los intereses o prácticas religiosas de otra persona. Puede causarse daño espiritual al criticar las convicciones religiosas de una persona o al distorsionarlas con propósitos religiosos.

Si bien el abuso puede asumir diversas formas, suele haber elementos comunes. Por ejemplo, a menudo existe la tendencia de culpar a la víctima del abuso. A una mujer, por ejemplo, tal vez un pastor o un miembro de la iglesia le diga que “se someta” o que “ore más por su matrimonio”. Y, a menudo, las mujeres vuelven a involucrarse en relaciones abusivas, para sorpresa de muchos.

En este artículo intentaremos brindar algunas respuestas y una perspectiva sobre este tema importante. (Quisiera señalar también que ya tenemos artículos en el sitio Web de Probe que tratan con temas como el abuso verbal y el abuso espiritual.)

Tipos de abusadores

Si bien el abuso y la violencia doméstica se encuentran entre los problemas sociales más acuciantes de nuestro tiempo, la mayor parte de la sociedad (incluyendo las iglesias) sigue considerando a esta crisis como un asunto privado. A las mujeres abusadas los pastores y los miembros de la congregación suelen aconsejarles que “oren más” o “intenten ser una mejor esposa”.

El abuso ha sido ignorado no sólo por la iglesia sino a menudo por la profesión médica. En su estudio del abuso, Evan Stark y Ann Flitcraft encontraron que, de un millón de mujeres que solicitaron tratamiento médico por lesiones sufridas de esposos y novios, los médicos identificaron correctamente las lesiones como resultado de golpizas sólo el cuatro por ciento de las veces.{1}

Frecuentemente el abuso infantil , la violencia doméstica y el abuso sexual van de la mano. Los hombres que abusan de su esposa abusan a menudo también de sus hijos. La investigación demuestra que, en hogares donde ocurre la violencia doméstica, los hijos son abusados en una proporción de 1500 por ciento superior al promedio normal.{2}

A menudo este abuso comienza antes que nazca el niño siquiera. Un estudio de 1200 mujeres embarazadas blancas, latinas y africanoamericanas encontró que una de cada seis informó que hubo abuso físico durante el embarazo.{3}

Los investigadores ahora concluyen que hay dos tipos de abusadores. Neil Jacobson y John Gottman lo documentan en su libro When Men Batter Women.{4} Su estudio de más de 200 parejas en relaciones peligrosas ayudó a destruir mitos y arrojó nueva luz sobre las relaciones abusivas.

Ellos describen dos tipos de golpeadores: los “cobras” y los “perros Pit Bull”. Los “cobras” son los más severamente violentos de los dos. Golpean velozmente y ferozmente, manteniendo siempre el control y sintiéndose con derecho a todo lo que desean.

Los “perros Pit Bull” son violentos porque son inseguros. Tienen una mayor probabilidad de perder el control, y dejan que sus emociones se caldeen lentamente hasta que explotan de ira.

Jacobson y Gottman estudiaron intensamente unas 60 de las 200 parejas viendo cintas de video de discusiones no violentas de golpeadores severos con su cónyuge. Para eliminar parte de la subjetividad, monitorearon también los signos vitales (ritmo cardíaco, flujo de sudor) de las parejas.

Encontraron que los “cobras” se asemejan a la serpiente de la que toman su nombre. Permanecen inmóviles y concentrados justo antes de atacar a su víctima. Se vuelven internamente serenos durante el abuso. Mientras que el ritmo cardíaco de los “perros Pit Bull” aumenta durante el abuso, el ritmo cardíaco de los “cobras” llega a disminuir.

Los “perros Pit Bull” son impulsados por una profunda inseguridad y suelen tener una dependencia insalubre de la compañera abusada. Temen perder a su esposa, así que intentan controlarla mediante el abuso físico y emocional. Los “cobras” a menudo han sido abusados ellos mismos físicamente o sexualmente (frecuentemente en la niñez), y tienden a considerar a la violencia como una parte inevitable de la vida.

Límites

A menudo las víctimas del abuso sienten que merecen el abuso que reciben. Han sido convencidas (por su pareja o tal vez por la sociedad en general) de que el abuso es culpa de ellas. No lo es. Para reforzar esta afirmación, estas son ocho cosas que nadie merece:{5}

  1. Nadie merece ser empujado, abofeteado, magullado ni pateado. No hay ninguna excusa que justifique este tipo de acciones, sean drogas, alcohol, problemas financieros o problemas familiares.
  2. Nadie merece ser abusado verbalmente, fisicamente o sexualmente. Nadie debe ser insultado o tratado a los gritos sin ninguna razón aparente.
  3. Nadie merece que le dañen sus posesiones (arrojando platos, desgarrando ropa) o que le destruyan regalos. Estas cosas no se vuelven automáticamente “de él” simplemente porque pagó por ellas de una cuenta corriente conjunta.
  4. Nadie merece que interfieran con su posibilidad de ir de un lado a otro. Usted no necesita que le digan cuándo puede y cuándo no puede salir de la casa, ir de compras o ir a la escuela.
  5. Nadie merece ser seguido, acosado o espiado. Como adulto, usted tiene derecho a ir donde usted quiera, y pasar el tiempo de la forma que usted escoja.
  6. Nadie merece ser ridiculizado, denigrado, menospreciado, ni que se burlen de ella. Esto se aplica tanto en el hogar como en público.
  7. Nadie merece ser privado emocionalmente. Todos tienen necesidades emocionales: de amar, de ser amado, de cuidar y ser cuidado, de necesitar de otros y de ser necesitado por otros. Esto involucra más que una sola persona que exige su tiempo y atención.
  8. Nadie merece ser aislado. Usted merece tener una comunidad de personas alrededor suyo además de sólo un cónyuge que domina su vida.

Toda persona tiene derechos que deben ser afirmados para impedir que tenga lugar el abuso. Esta es una breve lista de esos derechos:

  1. Usted tiene derecho a ser tratado con respeto. Todas las personas son creadas a la imagen de Dios (Génesis 2:26, 27) y tienen valor y dignidad. Usted merece respeto independientemente de su condición económica, raza, religión o sexo.
  2. Usted tiene derecho a ser escuchado. Usted tiene ideas y opiniones, y debe tener la libertad de expresarlas.
  3. Usted tiene derecho a un sistema de ayuda. Usted no debería tener que depender de una persona en su vida para que satisfaga todas sus necesidades emocionales y que lo separa del resto de la sociedad.
  4. Usted tiene derecho a ir de un lado a otro libremente. Usted debe poder tomar decisiones con relación a lo que hace con su tiempo libre.
  5. Usted tiene derecho a tener privacidad y espacio propios. Usted no renuncia a esos derechos cuando se casa o cuando comienza a tener hijos.
  6. Usted tiene derecho a mantener una identidad separada.

Cada uno de estos derechos es importante para establecer límites en una relación. Estos son los componentes clave para impedir el abuso.

Mitos del abuso

Veamos ahora algunos de los mitos acerca del abuso.{6}

Un mito es que las víctimas del abuso vienen de familias de menores ingresos. En realidad, las víctimas de la violencia doméstica vienen de todas las condiciones sociales. La raza, la religión, el trasfondo socioeconómico no son predictores del abuso. Las víctimas del abuso pueden ser personas de buena o mala educación, profesionales o trabajadores comunes.

Un segundo mito es que las víctimas permanecen en relaciones abusivas porque les gusta ser abusadas. Esto no es cierto sencillamente. Muchas han sido condicionadas para aceptar las golpizas porque son culpadas por sus abusadores, pero no les gusta ser golpeadas. Muchas víctimas en realidad “aceptan el abuso como habitual en las relaciones”.{7}

Entonces, ¿por qué no se van las víctimas? La respuesta a esto suele ser bastante compleja. Muchas mujeres creen que no pueden irse porque “él no puede vivir sin mí”. Temen que tendrá una crisis nerviosa, se suicidará o perderá su trabajo.

Tal vez crea que los hijos necesitan un padre, racionalizando que un padre abusador es mejor que no tener ningún padre. Y ella tal vez piense que no podrá mantenerse por su cuenta en el mercado laboral.

Muchas mujeres temen ser muertas si dejan una relación abusiva. Y ese temor puede estar justificado. Los estudios demuestran que las mujeres golpeadas tienen una mayor probabilidad de ser muertas después de dejar una relación abusiva.{8}

Las víctimas del abuso también se autoconvencen de que las cosas van a mejorar. “La esperanza nunca muere”, y siempre hay esperanza de que, con los cambios adecuados y el trabajo duro, el abuso desaparecerá. Lamentablemente, no lo hace.

Un tercer mito es que la violencia ocurre mayormente entre extraños. En contra de la opinión popular, el mayor riesgo de ataque de una mujer viene de un compañero íntimo. Las estadísticas del Departamento de Justicia indican que las mujeres son atacadas siete veces más frecuentemente por ofensores con quienes tienen una relación íntima que las víctimas masculinas de la violencia.{9}

Un cuarto mito es que el abuso no es un problema importante. La violencia doméstica y/o sexual es uno de los principales problemas de salud hoy. Como hemos mencionado, afecta a cada uno de los segmentos socioeconómicos de la sociedad. “Los funcionarios federales estiman que la violencia doméstica y/o sexual cuesta a las empresas estadounidenses 4.000 millones de dólares al año en menor productividad, rotación de personal, ausentismo y el uso excesivo de beneficios médicos”.{11}

Los consejeros necesitan ayudar a las víctimas del abuso a fijar límites en su vida. Las mujeres golpeadas y/o abusadas sexualmente suelen encontrar que les cuesta decidir cosas porque otro ha estado tomando decisiones por ellas. Muchas mujeres que viven en hogares violentos fueron de la casa de su padre directamente a la casa del abusador. Nunca han tenido demasiada experiencia en hacer sus propias elecciones personales.

Si usted quiere ayudar a una víctima del abuso, debería alentarla a tomar sus propias decisiones. Resista la tentación de rescatarla y asumir el control de su vida. Ella necesita sentir que está facultada para actuar y no sentirse inútil. Al mismo tiempo, usted puede brindar sugerencias sobre cómo encontrar un consejero familiar o una agencia que se ocupa de la violencia doméstica.

Tercero, si usted es un consejero o simplemente un amigo compasivo, puede brindar consejos y consolación. Ella necesita oír de usted que no merece ser abusada. Reconozca la seriedad de la situación, y no deje que se autoconvenza de que el abuso desaparecerá.

Cuarto, esté preparado para una intervención en caso de crisis. Puede ser necesaria una rápida acción para protegerla a ella y a sus hijos. Pídale que describa las circunstancias de las últimas dos o tres golpizas. ¿Qué ocurrió antes del ataque (droga, alcohol, discusión)? ¿En qué estado se encuentra la relación de ella en este momento?

Un consejero que recibe una llamada de crisis sólo tiene unos pocos instantes para discernir el alcance de la amenaza, y deben tomarse acciones adecuadas. ¿Puede llegar ella a un lugar seguro inmediatamente? ¿Tiene usted un lugar para que ella vaya, de ser necesario?

A veces la crisis llega a su oficina o a su hogar. Un consejero o amigo compasivo tal vez necesite buscar atención médica y un lugar seguro lejos del abusador.

Si la pareja está separada, ella podría ser asechada por su abusador. Ella necesita saber quién puede protegerla y cómo ponerse en contacto con servicios legales.

Si usted o alguien que usted conoce ha sido victima de violencia sexual o abuso, comuniquese con nuestra linea de ayuda: (540) 371-1666.  Existen recursos disponibles para victimas y sus familias. Toda informacion es confidencial.

 

Entendiendo la reacción y la conducta de los sobrevivientes de violencia sexual

In Hispanic/Latino on May 21, 2012 at 5:00 am

El Comportamiento Contraintuitivo que pueden presentar algunos sobrevivientes de violencia sexual

Extraído, basado, modificado y traducido del webinar conducido el 30 de Marzo, 2010  por Roger Canaff, HQUE – Departamento de la Fuerza Armada Estado Unidense (U.S. Department of the Army), en coordinación con CALCASA, California Coalition Against Sexual Assault.

Empezemos por tratar de definir el Comportamiento Contraintuitivo:

  • Puede ser cualquier tipo de conducta o comportamiento por parte de la(s) víctima(s) de violencia sexual que frecuentemente parece ser una conducta inexplicable frente al sistema judicial y de salud y a miembros de la comunidad, incluyendo a familiares y amigos del o de la sobreviviente.
  • Puede ocurrir antes, durante o despúes del incidente.
  • Afectado a veces por el efecto del trauma en la formación de la memoria.
  • Pueden llamar a nuestra agencia al (540) 371 – 5581 y preguntar por nuestra Directora Ejecutiva Carol Olson para solicitar un testimonio pericial, CBE por sus siglas en Inglés por Counterintuitive Behavioral Expert.
  • Muchos asumen que todas las víctimas de violencia sexual o muchas de ellas reaccionan de una manera similar: Lloran, reportan el delito inmediatamente, resisten al asalto. 
  • Lo cierto es lo contrario muchas veces no reaccionan, inclusive algunas veces “lo disfrutan”, sienten lo mismo como si hubiesen estado de acuerdo en tener un encuentro sexual.  No dicen o gritan que no, no resisten.  Esto no significa que estuvieron de acuerdo con su agresor a tener un encuentro sexual, simplemente fue la iniciativa del agresor y el gran poder y el gran dominio que ellos ejercieron sobre sus víctimas.
  • Este poder los agresores muchas veces lo obtienen en la capacidad autoritativa que tiene sobre sus víctimas puede ser una madre, un padre, un guardian, o alguien que tiene a cargo el cuidado de un niño(a), puede ser cualquier persona de la comunidad y no necesariamente un extraño que está acechando a la víctima desde escondites donde ella no los puede ver.
  • La mayoría de ellos tratan de establecer una relación de confianza y de amistad con las víctimas, antes de agredirlas.  Las víctimas muchas veces se quedan calladas por temor, por vergüenza al que dirán, no pueden creer que los violadores hayan sido sus propios familiares o personas allegadas a ellas., sus amistades.
  • Los expertos saben y las estadísticas lo confirman que no hay reacciones de violencia sexual que sean predecibles, apropiadas o que siempre se hayan visto.
  • Diferentes víctimas en diferentes circunstancias forman y procesan un recuerdo del asalto de una manera diferente, dependiendo de la tension en la que se encuentran, del trauma que están viviendo y esto se altera aún más si la víctima estuvo bebiendo o consumiendo drogas.
  • El consumir alcohol o drogas y/o la manera de vestirse o comportarse de la víctima no es un indicador de que la víctima haya provocado este abuso.  No tenemos que culpar este comportamiento, tenemos que enfocarnos en la conducta del agresor, si la víctima en ningún momento deseo o estuvo de acuerdo en tener un encuentro sexual.
  • Como promotora puedo testificar la conducta de estas víctimas en el hospital.  Cuando llegan allí por un examen forense, las reacciones y la conducta son tan diferentes en víctimas de diferente edad, raza étnica, creencia religiosa, género.  Algunas bromean y se rien, como si no les importara lo que les ha pasado o como si no creyeran lo que les pasó, ven esta violación a sus derechos humanos de una manera liviana.  Otras están llorando y balanceándo su cuerpo de un lado a otro, otras muy enojadas con ellas mismas y con el agresor.  Unas dispuestas a colaborar con la enfermera forense y oficial de la policía, otras no tan dispuestas a colaborar con estas autoridades, como resemblando un poco el Síndrome Estocolmo en donde la víctima en casos de secuestro desarrolla una relación de complicidad con el agresor, muchas veces ayudándolo a escapar de las manos de la policía, haciendo mucho más difícil su captura.  Algunos niños(as) se desconectan completamente de la realidad, a veces mostrando una conducta de un niño(a) de una edad mucho más joven, psicológicamente pueden retroceder y tratar de vivir en la edad más feliz de su vida.  Víctimas y sobrevivientes de ataques sexuales multiples y/o con previos diagnósticos de salud mental de depresión o de transtorno bipolar algunas veces entran en una profunda depresión, en donde es muy difícil establecer algún tipo de conección con la persona que está dentro de ese cuerpo.  Personas discapacitadas mentalmente reaccionan aún de una manera muy diferente y la violencia sexual de la que son víctimas muchas veces es cuestionada por el sistema judicial por falta de conocimiento y de concientización sobre su intelecto y la diferencia que estas personas puedan establecer entre lo que es y lo que no es real.
  •  Todo este comportamiento es normal y la familia y personas que estan en el grupo de apoyo de la víctima deben comprender sin tratar de analizar y de buscar el porque, solo concentrarse en darle amor y cariño y dejar que en su tiempo por su propia voluntad hable, sin tratar de forzarla, de recriminarla por su reacción o de regañarla por lo que pudo haber sido.
  • A pesar de los mitos que pueden rodear a la agresión y/o violencia sexual, muchas víctimas no reportan inmediatamente la agresión, y muchas veces pueden demorarse días, meses o quizás años para hacerlo y cuando lo hacen, puden hacerlo de una manera confusa, creando una respuesta dudosa en la persona que está escuchando esta revelación.  Cuando finalmente divulgan la agresión, pueden omitir hechos reales o tienden a exagerar los hechos, inclusive hasta mentir en cuanto a estos hechos, tergiversándolos de la realidad y sin demostrar ningún tipo de emoción o de trauma.
  • Como ya mencionado anteriormente pueden tratar de proteger a su agresor, comunicándose con el/ella durante el proceso de investigación y despúes, inclusive así exista una orden de restricción entre ambos.

 

Casos de violencia sexual que pueden fomentar un comportamiento o conducta Contraintuitiva, pueden involucrar a: Parejas íntimas de cualquier orientación sexual, amigos, amigas, compañeros de trabajo, de estudios, miembros de la familia, individuos en relaciones amorosas prohibidas, como por ejemplo relaciones entre supervisores y empleados, maestros y alumnos, extra-maritales, párroco y feligrés/feligresa, miembros del servicio militar, empleados federales, especialmente aquellos que requieren de una acreditación especial gubernamental para mantener sus empleos etc.

 

El comportamiento y conducta Contraintuitiva se basa en lo siguiente:

  • La necesidad de la víctima de sentirse cómoda, sana y salva y de establecer un cierto sentido     de control sobre su vida.
  • En el deseo que la víctima pueda tener sobre proyectar una imágen de vida intachable, de absoluta solvencia moral.  Esto puede ocasionar que mienta, o que deje a un lado detalles importantes para incrementar su credibilidad, causando dudas en el relato de los hechos.
  • El simple hecho de que las víctimas no procesan y asimilan realmente lo que les pasó de una manera inmediata, dentro de ellas mismas la realidad de los hechos pueda que sea procesada como una película borrosa en cámara lenta, en donde no está muy clara la participación de ellos mismos, del agresor, de la gente que los acompañaba, si hubo alguien que los acompañaba y del equipo médico y legal.
  • El efecto traumático que causó, que tiende a agravarse, si el o la sobreviviente de violencia sexual había tenido un diagnóstico previo de Transtorno de Estrés Post-Traumático, y afecta la relación interna que existe entre los dos lóbulos del hemisferio cerebral.
  • En culparse y dudar de si mismo y en cuestionar nuestra conducta previa al asalto sexual.

 

¿Como profesionales en esta area de trabajo, cómo podemos ayudar a estas víctimas/sobrevivientes de violencia sexual?

 

  • Primeramente, tratemos de no herirlas, de no juzgarlas, de no dudar que en realidad fueron víctimas de violencia sexual.  Tratemos de ser pacientes y comprenderlas, utilizando las dinámicas y herramientas de trabajo asociadas con la violencia sexual.
  • Establezca confianza y una buena comunicación con cada una de estas víctimas y anímeles a decir la verdad en todo momento y a divulgar/relatar los eventos de una manera concisa.  Sea sincero(a) con ellos, explíqueles acerca de la dinámica de la violencia sexual, del comportamiento contraintuitivo, asegúreles que no son culpables, que si alguien abusó de ellas sin su consentimiento, o bajo el efecto del alcohol o drogas, es abuso sexual.
  • Utilize a promotores/intercesores/navegadores de salud y legales en el área de violencia sexual.
  • Hágales saber de la colaboración profesional que puede existir en su área entre las agencias de la red que trabajan con delitos sexuales.
  • No hay hechos malos, sino retadores.  La mayoría de los hechos propiamente analizados y explicados, pueden beneficiar su caso.
  • Si es muy díficil lograr ser entendido por su comportamiento contraintuitivo, consulte con un perito, con antecedents en una gran variedad de disciplinas como lo son: Psicología, Sociología y/o Asistente de Víctimas y/o promotor/intercesor y/o navegador comunitario en los sistemas médico y legal, enfermeras forenses.
  • Estos pueden educar a jurados en cuanto a que el comportamiento contraintuitivo de la víctima/sobreviviente de violencia sexual, no es necesariamente un factor indicativo de un reporte judicial falso.

 

 

No olvidemos de tratar y asegurarnos de que las víctimas/sobrevivientes de violencia sexual sean tratadas por todos los profesionales en el área de salud y judicial con dignidad, respeto y mucha comprensión.  Hacer lo contrario puede afectar la manera como ella se prepara para prestar su testimonio/declaración durante el proceso judicial.

 

 

Giovanna Carney, Especialista en Servicios de Apoyo a la Comunidad Latina

Concilio Rappahannock contra la Agresión Sexual,

Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA

Línea de Servicios de Intervención: (540) 371-5502

 

10 errores que cometen los padres sobre el abuso sexual infantil

In Hispanic/Latino on May 14, 2012 at 9:06 am

El abuso sexual es uno de esos temas que como padres no deseamos tener que enfrentar. Sin embargo es precisamente hablar sobre este tema con toda naturalidad lo que educará y probablemente resguardará a tu niño de otros que quieran hacerle daño cuando tu no estés para defenderlo.

Según Jill Starishevsky, fiscal neoyorquina especialista en casos de abuso infantil y crímenes sexuales y autora del libro “Mi cuerpo me pertenece” dice que el primer paso para resguardar la salud sexual de tu niño es que los padres rompan con sus propios tabús sobre el hablar de sexualidad a sus niños y den el paso de conversar con ellos sobre el abuso sexual como una extensión del tema.

En su libro “Mi cuerpo me pertenece” , uno de los pocos libros que trata el tema del abuso sexual, pero adaptado para una audiencia de niños entre los 3 a 8 años de edad, Jill presenta una de las primeras herramienta para prevenir el abuso sexual, es decir enseñarle a los niños desde temprana edad que su cuerpo es suyo.

El planteamiento de Jill y otros expertos sobre el abuso sexual es una reflexión al cuestionar cómo los padres pretenden que los niños compartan y comuniquen las agresiones que han vivido, si no son los padres los primeros en hablar con ellos sobre el tema llanamente.

Para iniciar la reflexión de por qué debes hablarle a tu niño sobre el abuso sexual desde temprana edad, Jill ofrece los 10 principales argumentos que los padres usan para convencerse así mismos que no deben abordar el tema con sus hijos.

Los 10 errores según Jill Starishevsky que comenten los padres sobre el abuso sexual:

1. Rara vez son los niños víctimas de abuso sexual. Según cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos, 1 de 4 niñas y 1 de cada 6 niños habrán padecido de abuso sexual al cumplir los 18 años de edad. Estas son cifras alarmantes y devastadoras. Solamente las cifras debería motivar a cualquier padre a aplicar estrategias de prevención en su hogar.

2.Este tipo de cosas no pasa donde yo vivo. El abuso sexual no discrimina porque no tiene fronteras socioeconómicas. No le importa si eres negro, blanco, Latino, rico o pobre, o qué religión practicas, según lo establece las cifras del Website del Departamento de Justicia Dru Sjodin National Sex Offender Public Website (NSOPW por sus siglas en inglés) que ofrece la ubicación de los agresores sexuales a nivel nacional.

3.Nunca dejamos a nuestro niño con personas extrañas. La triste realidad es que el 93% de los casos abuso sexual ocurren bajo el cuidado o cuando están con alguien que conoce al niño o es de confianza de los padres, según cifras del Departamento de Justicia. Incluso si el niño nunca está con personas extrañas, el o ella puede ser víctima de un vecino, un entrenador de algún deporte, alguien en la iglesia, un miembro de la familia, e incluso un maestro o maestra.

4.Mi niño no tiene suficiente edad para hablar sobre este tema.Puedes iniciar una conversación sobre el abuso sexual con tu niño a los 3 años de edad, al comenzar a enseñarle sobre su cuerpo y sus partes privadas, pero la Academia Americana de Pediatría (AAP) incluso recomienda comenzar a hablarle de sus genitales a los niños, con su respectiva terminología de la anatomía del cuerpo a partir de los 18 meses de edad. Puedes iniciar la conversación con la pregunta: ¿sabías que tus parte privadas están cubiertas por tu traje de baño y son privadas y nadie debe verlas o tocarlas? Dile que le debe decir a mamá, papá o a un maestro si alguien lo toca en sus partes privadas. Explíquele cuales son las excepciones a la regla, tales como cuando se le está enseñando usar el baño, cuando se asea, o durante las visitas médicas.

5. No quiero asustar a mi niño. Cuando se maneja de forma apropiada, los niños no sienten miedo con la información y por el contrario se sienten en control y en dominio de sus cuerpos, lo confirma el Dr. Robert D. Sege, miembro del comité de la Asociación Americana de Pediatría sobre Abuso Infantil y Negligencia. Los padres normalmente no se abstienen de enseñarles a sus niños sobre las normas de tránsito, por el simple hecho que sus niños vayan a tener miedo de cruzar la calle. Nos corresponde como padres también afrontar el tema de cómo resguardar el cuerpo.

6. Yo sabría si algo le pasa a mi niño. La realidad es que el abuso sexual es difícil de detectar porque frecuentemente, no hay señales físicas del abuso, según lo confirma la Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil . Sin embargo, las señales emocionales y de comportamiento que acompañan al abuso también pueden confundirse con otros factores que alteran la conducta de tu niño.

7. Mi niño me diría si algo le pasa. La mayoría de los niños no dicen o informan inmediatamente cuando han sufrido del abuso sexual. Es probable que el agresor lo haya convencido que no le diga a nadie porque nadie le creerá, que la gente dirá que es su culpa, que su confesión ocasionará gran daño y tristeza a la familia y le insistirá que el abuso es “su pequeño secreto”, así lo confirma la Dra. Esther Deblinger, miembro de la Red y directora adjunta del Instituto de Educación y Servicios de Investigación sobre el Abuso Sexual (CARES por sus siglas en inglés) de la Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil.

8. Yo nunca dejo a mi niño solo con adultos. Otros niños pueden abusar sexualmente de otros menores. La mismalección que puede salvaguardar a tu niño de agresores adultos, lo puede hacer de agresores infantiles. Enséñale a tu niño lo que es un contacto apropiado y qué es un contacto inapropiado, ambas conceptos e ideas planteadas por Childhelp.org, organización defensora de los niños abusados. Enséñale a tu niño cuáles son los nombres correctos de sus genitales y resáltale que puede hablar contigo si cualquier persona los toca de una manera que los hace sentir incómodos.

9. No quiero sembrarle ideas innecesarias sobre el tema a mi niño.No existe ningunos datos que indiquen que hablarle a un niño sobre qué es el abuso sexual lo haga más propenso a inventar que ellos hayan sido agredidos sexualmente. “Es cierto que los niños mienten, pero rara vez mienten sobre ser víctimas de abuso. Todos los seres humanos pueden hacerlo y mienten, pero es difícil que los niños mientan sobre el sexo, porque ellos no pueden mentir de algo que no tienen conocimiento…los niños no aprenden sobre el sexo oral en Sesame Street”, aseguró Victor Vieth, director del Centro Nacional de Entrenamiento para la Protección de Niños, en la Universidad Estatal de Winona.

10. Nunca le va a pasar a mi niño.Según las estadísticas oficiales, le puede pasar a cualquiera, así lo confirma StopitNow.org con sus testimoniales de los niños que han sobrevivido el abuso sexual. Padres educados, que son afectuosos con sus niños me han dicho, ningún padre cuyo niño haya sido abusado sexualmente pensó que le pasaría a ellos. Nadie desea pensar que esta agresión le puede pasar a su niño. Es importante reconocer que hay formas de prevenirlo. Toma la decisión de hablar sobre el abuso sexual con tu niño.

El abuso sexual puede ocurrirle a cualquier persona, sin importar la edad, orientación sexual o status social. Si tu o alguien que tu conoces ha sido victima de abuso sexual y necesita  (s) ayuda contactanos en nuestra línea de ayuda: 540-371-1666. Toda información proporcionada es confidencial.

 

El Transtorno de Estrés Postraumáutico

In Hispanic/Latino on May 7, 2012 at 5:00 am

Artículo reproducido y modificado de:

http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/trastorno-de-estres-postraumatico-facil-de-leer/index.shtml por RCASA para propósitos de prevención y educación.

Introducción

Es normal tener miedo cuando se encuentra en peligro. Es normal sentirse alterado cuando algo malo le sucede a usted o a alguien que usted conoce.

Sin embargo, si continúa teniendo miedo o sintiéndose alterado semanas o meses más tarde, es hora de que hable con su médico. Es posible que padezca trastorno de estrés postraumático.

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático o TEPT?

El trastorno de estrés postraumático o TEPT es una enfermedad real. Puede padecer de TEPT después de haber vivido o presenciado un acontecimiento peligroso, como una guerra, un huracán, o un accidente grave. El TEPT hace que se sienta estresado y con miedo una vez que ha pasado el peligro. Afecta su vida y las vidas de las personas que lo rodean.

Si sufre de TEPT, puede recibir tratamiento y sentirse mejor.

¿Quiénes padecen de TEPT?

El TEPT puede afectar a cualquier persona de cualquier edad. Los niños también pueden padecer de TEPT.

No es necesario que sufra una lesión física para padecer de TEPT. Puede padecerlo después de haber visto que otras personas, como un familiar o amigo, sufren un daño.

¿Cuáles son las causas del TEPT?

El experimentar o presenciar una situación perturbadora y peligrosa puede causar TEPT. Entre estas situaciones se pueden incluir las siguientes:

  • Ser víctima de violencia doméstica o presenciarla
  • Ser víctima de violencia sexual
  • La muerte o enfermedad grave de un ser querido
  • Guerra o combate
  • Accidentes automovilísticos y aéreos
  • Huracanes, tornados, e incendios
  • Delitos violentos, como un robo o tiroteo

Existen muchos otros factores que pueden causar TEPT. Hable con su médico si está preocupado por algo que le sucedió a usted o a alguien a quien usted aprecia.

¿Cómo sé si tengo TEPT?

Su médico puede ayudarlo a determinar si padece dicho trastorno. Llame a su médico si tiene alguno de los siguientes problemas:

  • Pesadillas
  • Escenas retrospectivas o la sensación de que un acontecimiento aterrador sucede nuevamente
  • Pensamientos aterradores que no puede controlar
  • Alejamiento de lugares y cosas que le recuerdan lo que sucedió
  • Sensación de preocupación, culpa, o tristeza
  • Sensación de soledad
  • Problemas para dormir
  • Sensación de estar al límite
  • Arrebatos de furia
  • Pensamientos de hacerse daño o hacer daño a otros

Los niños que padecen de TEPT pueden manifestar otros tipos de problemas. Estos problemas incluyen:

  • Comportamiento similar al de niños menores
  • Imposibilidad de hablar
  • Quejarse frecuentemente de problemas estomacales o dolores de cabeza
  • Negarse a ir a determinados lugares o a jugar con amigos

¿Cuándo comienza el TEPT?

El TEPT comienza en momentos diferentes según cada persona. Los síntomas de TEPT pueden comenzar inmediatamente después de una experiencia aterradora y luego continuar. Otras personas pueden desarrollar síntomas nuevos o más graves meses o incluso años después.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

El TEPT puede tratarse. Un médico o profesional de la salud mental con experiencia en el tratamiento de personas con TEPT puede ayudarlo. El tratamiento puede incluir terapia de diálogo, medicamentos, o ambos.

El tratamiento puede llevar entre 6 y 12 semanas. Para algunas personas, es posible que requiera más tiempo. El tratamiento no es el mismo para todas las personas. Lo que funciona para usted puede no funcionar para otros.

El consumo de alcohol o drogas no ayudará a que desaparezca el TEPT e incluso puede empeorarlo.

Cómo puede manifestarse el TEPT: La historia de Janet

Janet se vio involucrada en un accidente automovilístico el año pasado. El accidente fue aterrador y un hombre que viajaba en otro automóvil murió. Janet pensó que había tenido suerte. Había sobrevivido y no había sufrido lesiones graves.

Janet se sintió bien durante un tiempo, pero después todo cambió. Comenzó a tener pesadillas todas las noches. Y cuando se despertaba, podía ver cómo el accidente se repetía una y otra vez en su mente. Se sentía tensa cada vez que viajaba en automóvil y trataba de evitarlo cada vez que podía. Janet comenzó a gritarle a su esposo por cosas sin importancia. Algunas veces se sentía paralizada por dentro.

El esposo de Janet le pidió que consultara a un médico, quien le dijo que era posible que sufría de TEPT. El médico de Janet la puso en contacto con un médico especializado en ayudar a personas con TEPT. Al poco tiempo, Janet comenzó el tratamiento. Esto la ayudó a sentirse menos tensa y temerosa y también la ayudó a conciliar el sueño. Además, la ayudó a compartir sus sentimientos con el médico. No fue fácil, pero unos meses más tarde Janet comenzó a sentirse mejor.

Datos sobre el TEPT

  • El TEPT puede afectar a cualquier persona de cualquier edad.
  • Millones de estadounidenses padecen de TEPT cada año.
  • Muchos veteranos de guerra han padecido de TEPT.
  • Las mujeres tienden a ser más propensas al TEPT que los hombres.
  • El TEPT puede tratarse. Usted puede sentirse mejor.

No se haga daño

No está solo(a). Pida ayuda si está considerando la posibilidad de hacerse daño.

  • Llame al 911 (servicio de emergencia de los Estados Unidos) si necesita ayuda de inmediato.
  • Hable con un promotor, intercesor de la línea de crisis y de ayuda inmediata del Concilio Rappahannock Contra la Violencia Sexual, llamando al (540) 371-1666 con acceso las 24 horas del día, 7 días a la semana.
  • Si ha estado en terapia por muchísimo tiempo y siente que ninguna técnica de relajación funciona, y se siente suicida por favor acuda de inmediato a la sala de emergencia del hospital más cercano, ellos a través de su unidad de salud conductista o a través de Rappahannock Area Community Services Board, (RACSB) le tomarán un examen psicológico para determinar el tipo de ayuda que necesita y tratarán de protegerle para que no lleve a cabo sus pensamientos suicidas.

El personal de RCASA está aquí para tratar de ayudarle a recuperarse de sus heridas y a tratar de fortalecerle en sus opciones.

Para ver el tutorial, por favor haga un click aquí

Rabietas: Cómo Enfrentarse a una Crisis

In Advocacy, Hispanic/Latino on April 30, 2012 at 5:00 am

La mayoría de los padres han tenido que enfrentarse con pequeños cansados, enojados, chillones y gritones en el medio de una crisis. A veces ocurre en lugares públicos, lo que expone al mundo entero cómo somos como padres. La verdad del asunto es que las rabietas o berrinches son normales y típicas entre los dos y los cuatro años. Para recibir algunos consejos sobre cómo reaccionar ante una rabieta y para saber por qué ocurren, AOK habló con el Dr. Richard Gallagher, director del Parenting Institute del NYU Child Study Center.

¿Por qué ocurren las rabietas a estas edades?
Los niños pequeños no son muy buenos para modular sus emociones. No tienen el mismo control que los niños más grandes. Un niño de entre dos y cuatro años trata de entender el mundo que lo rodea, pero las cosas no siempre salen como él quisiera. Una rabieta es una forma de expresar su frustración. Las rabietas son comunes en este momento en que los niños están aprendiendo a usar el lenguaje, y a pesar de que los niños de entre dos y cuatro años entienden bastante de lo que escuchan, no siempre pueden utilizar el lenguaje para expresar sus necesidades o emociones. Un niño de entre dos y cuatro años está también probando distintas formas de establecer sus capacidades, diciendo “yo puedo hacerlo”. Cuando esto no resulta cierto puede tener una rabieta. Por último, los niños de estas edades están probando distintos cursos de acción para resolver los problemas a los que se enfrentan. Desde la perspectiva del niño, las rabietas pueden ser a veces un medio para resolver una situación. Si el adulto reacciona de determinada manera, a veces la rabieta funciona.

Los niños más grandes, ¿tienen rabietas?
A menudo los niños más grandes también tienen rabietas. En un ataque de enojo, los niños más grandes recurrirán a veces a la rabieta para salirse con la suya o para expresar su enojo mientras causan, intencionalmente, malestar en la persona que los ha hecho sentirse frustrados. Las protestas de los niños en edad escolar, el que los preadolescentes contesten mal y que los adolescentes hagan una minihuelga después de una escena pueden todas considerarse rabietas.

¿Qué pueden hacer los padres en medio de una crisis?
Estos son tres pasos que puede seguir:

  1. Manténgase calmado. Dé lugar a las emociones del niño (frustración, aburrimiento, cansancio) sin mucha discusión y diga algo como “dime con tus palabras qué te molesta y tratemos de solucionarlo” o “sé que estás enojado y quieres irte, pero me gustaría que esperaras unos minutos más”. Esto suena muy simple, pero es importante que el niño sepa que usted quiere solucionar el asunto razonablemente, cuáles son sus expectativas y qué quiere que haga. Para los niños más pequeños, tenga siempre alguna forma de distracción a mano para evitar las rabietas. Si el niño se calma cuando usted se lo pide, déle algún premio que puede ser una sorpresa, como un juguete del bolsillo o monedero que él no sabía que usted tenía.
  2. El paso número dos es difícil, pero no le preste a la rabieta más atención de la que se le da en el paso uno. Obviamente usted no quiere que el niño aprenda que esta es una buena manera de lograr su atención. Regañarlo o gritarle para calmarlo no funcionará, y usted puede sentir que está teniendo una rabieta también. Recuerde, los padres son modelos de buen comportamiento.
  3. Tercero, a veces simplemente hay que dejarlo pasar. Si el caos empezó porque el niño quiere algo de alguna tienda y usted dijo “no”, ignore la rabieta por completo. Prepárese para sentirse avergonzado: vale la pena. Rendirse valida el mal comportamiento. Dése cuenta de que no puede perseverar siempre, y eso está bien.

¿Cómo puedo evitar una rabieta?
Las rabietas son signos de frustración, de que un niño no puede hacer algo cómodamente. Conozca el nivel de tolerancia de su hijo y trate de no forzarlo más allá de lo que es capaz de hacer. Los niveles de tolerancia varían. Puede que el niño tolere una situación un día y otro día, no. Trate de identificar qué situaciones desatan las rabietas y reviértalas.

Recuerde premiar el buen comportamiento: “Te portaste muy bien hoy cuando tuvimos que hacer la cola en el correo”. Piense si su hijo estará haciendo esto porque no recibe suficiente atención; hasta la atención negativa es mejor que nada.

Déle al niño control sobre pequeñas decisiones, para que sienta que puede elegir. Hágale ofertas como: “¿quieres que te leamos un cuento antes o después de que te pongas el pijama?”

Hágale al niño una advertencia antes de que termine una actividad, esto le dará la oportunidad de reacomodarse.

Luego de que todos se hayan calmado y las cosas vuelvan a la normalidad, abrácense.

Si las rabietas son más frecuentes que una vez por semana aproximadamente y no disminuyen a medida que el niño crece, debería considerar buscar ayuda profesional.

%d bloggers like this: