rcasa

Thursday: Víctimas Directas y Victimas Secundarias en la Agresión Sexual, y el proceso de sanar.

In Sexual Assault Awareness on October 27, 2011 at 1:02 am

Las víctimas de la agresión sexual a menudo sufren en silencio porque tienen sentimientos de vergüenza, auto-culpa, bochorno, y el miedo a que nadie les creerá.  A menudo los agresores garantizan el silencio de sus víctimas con amenazas de daño a la víctima y/o a los miembros de su familia

 

Menos del 20% de todas las agresiones sexuales son reportadas para la aplicación de la ley, y es uno de los crímenes menos reportados en los Estados Unidos.

 

La Agresión sexual es cualquier actividad sexual inoportuna y no deseada.  Incluye todos los tipos de violación, intento de violación, abuso sexual de niños niñas, incesto, acoso sexual, exposición y voyeurismo  (placer sexual de observar en secreto).

 

La Agresión sexual puede ocurrir a alguien de cualquier edad, sexo, orientación sexual, origen étnico, y clase social.  Los estudios de FBI, dicen que la víctima  de violación de menor edad  tiene 2 meses, mientras la victima  de mayor edad,  tiene 97 años.  La motivación para la agresión sexual es poder y control.

 

¿QUIÉN ES UNA VICTIMA DE AGRESION SEXUAL?

Una víctima desde una visión terapéutica,  es un ser humano que sufre por un suceso traumático o daño provocado por otro ser humano.

Tipos de víctimas

a) Víctimas directas

Son las personas expuestas directamente al evento traumático, lo que genera habitualmente el daño psicológico, suele ser la amenaza a la propia vida, una lesión física grave y la percepción del daño como intencionado.

b) Víctimas indirectas

Constituidas por las personas que han sido testigos directos del trauma sin haber sido, a pesar de ello, afectados personalmente-. Las víctimas indirectas pueden tener grados diferentes de relación con la víctima directa; así, pueden ser familiares, amigos o vecinos

El acontecimiento traumático puede compararse a una piedra arrojada en un estanque. Así, origina ondas que no sólo afectan a las víctimas propiamente dichas, sino también a aquellos que están cerca de ellas. Se trata de un efecto onda y de un efecto contagio. Se forma un efecto multiplicador.

La onda expansiva de un suceso traumático actúa en círculos concéntricos. En el primer círculo se encuentran las víctimas directas. El segundo círculo está constituido por los familiares, que tienen que afrontar el dolor de sus seres queridos y readaptarse a la nueva situación. Y puede haber un tercer círculo, correspondiente a los compañeros de trabajo, a los vecinos o, en general, a los miembros de la comunidad, que pueden quedar afectados por el temor y la indefensión ante acontecimientos futuros.

El efecto contagio está relacionado con la convivencia con la víctima. Un contacto cercano y prolongado con una persona que ha sufrido un trauma grave puede actuar como un estresor crónico en la familia, hasta el punto que las personas que están en estrecho contacto con la víctima,  pueden experimentar trastornos emocionales y convertirse en víctimas secundarias del trauma, y a es, a esto que se le llama traumatización secundaria.

El Proceso de curar

 

La agresión y sus consecuencias pueden ser perjudiciales para el estilo de  vida de las víctimas de muchas formas.  Un periodo de crisis puede prolongarse por varios meses después de la iniciarse la victimización o puede reaparecer muchos años después.

 

Por eso es importante que las personas que han tenido una experiencia de Abuso Sexual, puedan buscar la ayuda profesional que puedan conocer que existe un proceso de recuperación, reparación que les puede ayudar de la siguiente manera:

  1. Reconocer su situación de víctima, que fue la situación de control y poder que el abusador ejerció al momento de realizar las acciones violentas
  2. Reconocerse como sobreviviente, que implica los recursos internos que como ser humano ha enfrentado para poder estar con, vida y que le ha permitido buscar ayuda, y poco a poco,  ir sobreponiéndose a la experiencia.
  3. Celebrar la vida que es la parte le ayuda a ser creativa y enfrentar la vida una forma positiva, sin culpa, sin miedo, sin enojo, con alegría y amándose a sí misma como una persona libre del miedo de su abusador.

Todo este proceso es válido  y debe ser considerado para las victimas secundarias o indirectas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: