rcasa

Cómo Ayudar a los Niños a Desarrollar Actitudes y Comportamientos Sexuales Saludables

In Education, Hispanic/Latino on October 3, 2011 at 7:15 am

Introducción

Después de ver a dos adolescentes besarse apasionadamente en el parque, su hijo de cinco años la mira y le pregunta: “Mami, ¿por qué están teniendo sexo?”. O su hija de diez años se acerca a usted visiblemente disgustada y le dice que uno de sus compañeros de quinto grado le dijo durante el recreo: “Realmente haces que mi _ _ _ _ (pene) se endurezca”. O escucha accidentalmente a una de las amigas de su hija de trece años decirle: “¡Tal les está _ _ _ _ (practicando sexo oral) a todos los chicos!”. O lee en el periódico que la policía tuvo que ir hasta una escuela porque se encontró a un alumno de tercer grado tocando e intentando sodomizar a una compañera. Es imposible no sorprenderse ante la cantidad de conocimiento sexual que hay entre los jóvenes actualmente. Incluso si cree que su propio hijo es inocente y está ajeno a las experiencias y charlas sexuales, usted no puede ignorar lo que ve y escucha sobre lo que hacen los “demás” niños.

Los tiempos han cambiado mucho. Durante más de veinte años, trabajé en el área de educación sexual en escuelas públicas, pero todavía me asombra la importante cantidad de niños que expresan comportamientos sexualizados a edades cada vez más tempranas. En general, parecen estar genuinamente más interesados en el sexo, como si su curiosidad por el sexo hubiera avanzado varios niveles. Para los padres, los días en que se postergaban las discusiones sobre sexo íntimo con los niños hasta que se convirtieran en adolescentes ya no existen. Actualmente, si no ha analizado las implicaciones biológicas, psicológicas y morales de las relaciones sexuales con sus hijos antes de que ingresen a la escuela intermedia, ¡cambie de parecer de inmediato!

¿Qué factores influyen en la sexualización de los niños?

  • Vivimos en un entorno sexualmente poderoso. Antes de que los niños ingresen a la pubertad, es posible que hayan estado expuestos a miles de mensajes sexuales. Además, muchos de estos mensajes son muy explícitos, sensacionalistas, violentos y carecen de toda mención sobre la importancia del compromiso emocional en las relaciones sexuales. Sabemos que cuando los niños están expuestos a cantidades excesivas de estímulos sexuales, particularmente durante los primeros años en los que puede resultar confuso e incomprensible, existe la posibilidad de que adopten conductas negativas.
  • La exposición excesiva a los estímulos sexuales puede generar hostigamientos sexualizados. Los niños que tienen comportamiento de buscapleitos también están expuestos a un bombardeo de estímulos sexuales. Tiene mucho sentido pensar que un porcentaje de estos buscapleitos aprenderá a incorporar los daños sexuales como parte de sus tácticas de hostigamiento. Esto también genera la pregunta: “En consecuencia, ¿estamos criando más abusadores y delincuentes sexuales?”. Me alarma particularmente la cantidad inusualmente alta de casos de niños pequeños que agravian sexualmente a otros niños en nuestras escuelas públicas. Cuando comenzamos a ver una cantidad excesiva de niños de escuelas primarias que son sexualmente agresivos, como lo veo desde mi posición de Director de Servicios Sociales en un distrito escolar, es necesario dar la alarma.
  • Aproximadamente 88,000 niños fueron víctimas de abuso sexual en los Estados Unidos en 2000. Generalmente se acepta que 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 varones sufrirán abuso, agresión sexual o violación antes de los 18 años. Muchos niños que sufrieron abuso sexual exhibirán comportamientos sexuales problemáticos. Si bien no será el caso de la mayoría, muchos crecerán y se convertirán en abusadores.
  • Muchos padres no se comunican con sus hijos y no hablan sobre sexo, y cuando lo hacen, generalmente no es suficiente. Desde una perspectiva empírica, sabemos que muchos padres en los Estados Unidos tienen dificultad para hablar con sus hijos sobre temas sexuales. También sabemos que incluso cuando los padres creen que se comunican correctamente, sus hijos frecuentemente nos dicen que no es suficiente. La escasa comunicación entre padres e hijos solo dificulta la capacidad de un niño de comprender los temas sexuales. La buena noticia es que cuando los padres se comunican correctamente, los resultados pueden ser marcados. En las familias en que hay una buena comunicación, las investigaciones demuestran que los niños son menos propensos a tener relaciones sexuales, embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: