rcasa

De regreso a la escuela

In Awareness Campaigns, Education, Hispanic/Latino, Prevention on September 12, 2011 at 8:00 am

Hablando con sus hijos acerca de “los pajaritos” y “las abejitas” o de “la semillita en la barriguita de Mamita”

Artículo traducido y modificado de una copia electrónica recolectada de la base de datos de nuestra agencia.  Autor desconocido.

2011-2012 – Un nuevo año escolar! Muy pronto su(s) niño(s) posiblemente vendrán a casa con preguntas y comentarios de cosas que usted nunca soñó que aprenderían a tan temprana edad.  Verdaderamente, nosotros como padres deberíamos ser las primeras personas responsables en enseñarles sobre la sexualidad saludable a nuestros hijos.   Frecuentemente, nosotros no nos damos cuenta que en el curso de nuestras vidas diarias, estamos enseñándoles a nuestros niños muchísimo sobre sexualidad, muchas veces mediante las emisoras radiales y televisivas que vemos y/o escuchamos.  Nuestros niños aprenden de nosotros mientras los amamos, cuidamos, y guíamos.  Ellos nos observan con nuestras parejas, nuestros propios padres, en los diferentes papeles que desempeñamos en nuestro hogar y en nuestras comunidades.  La educación sexual empieza en casa.

Ayudándole a empezar: Herramientas para que los padres puedan educar a sus niños de una manera sana sobre el sexo.  Clarifique sus propios valores sobre sexualidad.

Es importante que usted sepa cual es su posición en este tema, para que de esa manera pueda guiarlos con claridad a sus niños, y pueda responder de la manera más adecuada posible a las preguntas de sus niños, a sus preocupaciones.

Piense acerca de la edad de sus niños y de lo que a usted le gustaría que su niño aprenda sobre sexo y sexualidad de acuerdo a su edad.  Recuerde que todo ser humano tiene dos edades, la edad física y la emocional, esto es un factor muy importante que se debe tener en cuenta al enseñarles a sus niños sobre este tema.

Debemos hablar claramente con ellos, si nuestra prioridad es el de protejerlos.  Debemos enseñarles a protejerse por si mismos, a identificar las partes privadas de su cuerpo y enseñarles que estas son las partes que ellos mismos deben de respetar y no dejar que nadie les toque en esas partes, salvo en un chequeo médico en donde este procedimiento sea requerido, o por sus padres si es necesario al momento de bañarles.

Hablemos a nuestros hijos de relaciones personales saludables, en donde existe el respeto mutuo, el amor, la comprensión, la confianza, la comunicación.  Si el niño realmente experimenta en su vida relaciones personales saludables en su hogar, este niño va a crecer emocionalmente fuerte y muy seguro de si mismo y este entorno le va a ayudar a optar y a rodearse de situaciones ganadoras en su vida, en donde el se sienta bien consigo mismo, en donde no haya lugar al que acepte maltrato o abuso de ninguna persona.

Recuerde que un agresor sexual no está escondido detrás de un árbol, pero es cualquier persona que tiene acceso a su hogar y deseos de maltratar a un menor al cual no le enseñaron a cuidarse por si mismo y el que quizás no experimentó tener relaciones personales saludables en su vida, por lo pronto es vulnerable al pensar que nadie lo ama  y nadie se interesa en el.

Enséñeles a sus niños la dinámica de un agresor sexual, sobre como preparan a sus víctimas y como los halagan y los complacen con falsas promesas y regales, para que su niño aprenda y reporte este delito inmediatamente y no deje que el agresor ejerza su poder y control sobre el.

Considerando la edad de desarrollo de su niño

Aségurese de hablar de este tema de una manera que capte el entendimiento de su niño de acuerdo a su nivel de desarrollo intelectual.  Es también una buena idea el considerar las cosas sociales y emocionales por las que el niño está pasando en ese momento, antes de entablar una conversación de esta naturaleza.  Por ejemplo: los niños en edad pre-escolar obviamente no están interesados en explicaciones largas y con muchas palabras técnicas.  A ellos se les da explicaciones sencillas, pero verdaderas.  Los niños más grandecitos están interesados en explicaciones un poquito más elaboradas, pero no tan técnicas.  Los pre-adolescentes, probablemente no están prestando mucha atención a lo que está pasando, y quizás no le presten mucha atención a su explicación, pero más bien les preocupa  el “sentirse normales”, el de buscar la mejor manera para “encajar” con sus amigos, mientras que los adolescentes se preocupen en sus relaciones amorosas y las diferentes presiones sociales.

Comparta sus valores, no dé una conferencia, ni predique – Sus hijos necesitan saber su punto de vista; pero es importante recordar que no debemos imponer nuestras creencias.  Debemos escuchar realmente lo que nos quieren decir.  La meta es abrir las líneas decomunicación, en donde ellos puedan venir a usted sin sentir que van a ser criticados o acusados.

Esta bien si como padre o madre se siente incómodo, no necesita ser un “sexólogo(a)” para ayudar a su niño a resolver estas preguntas tan importantes sobre el sexo.  Sea honesta con ellos, si no sabe como responderles de inmediato, investiguen de una manera educada la respuesta juntos.

Alabe a su(s) niño(s) por haber tenido el valor de preguntarle, pero no siempre espere que le pregunte(n), siempre este lista(o) a hablar con ellos sobre educación sexual.

Comienze a hablar sobre sexualidad u otros tópicos con sus hijos desde muy temprana edad, para que poco a poco con el transcurso de los años incremente información sobre estos mismos tópicos de acuerdo a la edad.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: