rcasa

Entendiendo la reacción y la conducta de víctimas/sobrevivientes de violencia sexual

In Education, Hispanic/Latino, Legal Advocacy, Prevention, Professional Training on August 1, 2011 at 8:00 am

Entendiendo la reacción y la conducta de los sobrevivientes de violencia sexual

El Comportamiento Contraintuitivo que pueden presentar algunos sobrevivientes de violencia sexual

Extraído, basado, modificado y traducido del webinar conducido el 30 de Marzo, 2010  por Roger Canaff, HQUE – Departamento de la Fuerza Armada Estado Unidense (U.S. Department of the Army), en coordinación con CALCASA, California Coalition Against Sexual Assault.

Empezemos por tratar de definir el Comportamiento Contraintuitivo:

  • Puede ser cualquier tipo de conducta o comportamiento por parte de la(s) víctima(s) de violencia sexual que frecuentemente parece ser una conducta inexplicable frente al sistema judicial y de salud y a miembros de la comunidad, incluyendo a familiares y amigos del o de la sobreviviente.
  • Puede ocurrir antes, durante o despúes del incidente.
  • Afectado a veces por el efecto del trauma en la formación de la memoria.
  • Pueden llamar a nuestra agencia al (540) 371 – 5581 para solicitar un testimonio pericial, CBE por sus siglas en Inglés por Counterintuitive Behavioral Expert.
  • Muchos asumen que todas las víctimas de violencia sexual o muchas de ellas reaccionan de una manera similar: Lloran, reportan el delito inmediatamente, resisten al asalto.
  • Lo cierto es lo contrario muchas veces no reaccionan, inclusive algunas veces “lo disfrutan”, sienten lo mismo como si hubiesen estado de acuerdo en tener un encuentro sexual.  No dicen o gritan que no, no resisten.  Esto no significa que estuvieron de acuerdo con su agresor a tener un encuentro sexual, simplemente fue la iniciativa del agresor y el gran poder y el gran dominio que ellos ejercieron sobre sus víctimas.
  • Este poder los agresores muchas veces lo obtienen en la capacidad autoritativa que tiene sobre sus víctimas puede ser una madre, un padre, un guardian, o alguien que tiene a cargo el cuidado de un niño(a), puede ser cualquier persona de la comunidad y no necesariamente un extraño que está acechando a la víctima desde escondites donde ella no los puede ver.
  • La mayoría de ellos tratan de establecer una relación de confianza y de amistad con las víctimas, antes de agredirlas.  Las víctimas muchas veces se quedan calladas por temor, por vergüenza al que dirán, no pueden creer que los violadores hayan sido sus propios familiares o personas allegadas a ellas., sus amistades.
  • Los expertos saben y las estadísticas lo confirman que no hay reacciones de violencia sexual que sean predecibles, apropiadas o que siempre se hayan visto.
  • Diferentes víctimas en diferentes circunstancias forman y procesan un recuerdo del asalto de una manera diferente, dependiendo de la tension en la que se encuentran, del trauma que están viviendo y esto se altera aún más si la víctima estuvo bebiendo o consumiendo drogas.
  • El consumir alcohol o drogas y/o la manera de vestirse o comportarse de la víctima no es un indicador de que la víctima haya provocado este abuso.  No tenemos que culpar este comportamiento, tenemos que enfocarnos en la conducta del agresor, si la víctima en ningún momento deseo o estuvo de acuerdo en tener un encuentro sexual.
  • Como promotora puedo testificar la conducta de estas víctimas en el hospital.  Cuando llegan allí por un examen forense, las reacciones y la conducta son tan diferentes en víctimas de diferente edad, raza étnica, creencia religiosa, género.  Algunas bromean y se rien, como si no les importara lo que les ha pasado o como si no creyeran lo que les pasó, ven esta violación a sus derechos humanos de una manera liviana.  Otras están llorando y balanceándo su cuerpo de un lado a otro, otras muy enojadas con ellas mismas y con el agresor.  Unas dispuestas a colaborar con la enfermera forense y oficial de la policía, otras no tan dispuestas a colaborar con estas autoridades, como resemblando un poco el Síndrome Estocolmo en donde la víctima en casos de secuestro desarrolla una relación de complicidad con el agresor, muchas veces ayudándolo a escapar de las manos de la policía, haciendo mucho más difícil su captura.  Algunos niños(as) se desconectan completamente de la realidad, a veces mostrando una conducta de un niño(a) de una edad mucho más joven, psicológicamente pueden retroceder y tratar de vivir en la edad más feliz de su vida.  Víctimas y sobrevivientes de ataques sexuales multiples y/o con previos diagnósticos de salud mental de depresión o de transtorno bipolar algunas veces entran en una profunda depresión, en donde es muy difícil establecer algún tipo de conección con la persona que está dentro de ese cuerpo.  Personas discapacitadas mentalmente reaccionan aún de una manera muy diferente y la violencia sexual de la que son víctimas muchas veces es cuestionada por el sistema judicial por falta de conocimiento y de concientización sobre su intelecto y la diferencia que estas personas puedan establecer entre lo que es y lo que no es real.
  •  Todo este comportamiento es normal y la familia y personas que estan en el grupo de apoyo de la víctima deben comprender sin tratar de analizar y de buscar el porque, solo concentrarse en darle amor y cariño y dejar que en su tiempo por su propia voluntad hable, sin tratar de forzarla, de recriminarla por su reacción o de regañarla por lo que pudo haber sido.
  • A pesar de los mitos que pueden rodear a la agresión y/o violencia sexual, muchas víctimas no reportan inmediatamente la agresión, y muchas veces pueden demorarse días, meses o quizás años para hacerlo y cuando lo hacen, puden hacerlo de una manera confusa, creando una respuesta dudosa en la persona que está escuchando esta revelación.  Cuando finalmente divulgan la agresión, pueden omitir hechos reales o tienden a exagerar los hechos, inclusive hasta mentir en cuanto a estos hechos, tergiversándolos de la realidad y sin demostrar ningún tipo de emoción o de trauma.
  • Como ya mencionado anteriormente pueden tratar de proteger a su agresor, comunicándose con el/ella durante el proceso de investigación y despúes, inclusive así exista una orden de restricción entre ambos.

 

Casos de violencia sexual que pueden fomentar un comportamiento o conducta Contraintuitiva, pueden involucrar a: Parejas íntimas de cualquier orientación sexual, amigos, amigas, compañeros de trabajo, de estudios, miembros de la familia, individuos en relaciones amorosas prohibidas, como por ejemplo relaciones entre supervisores y empleados, maestros y alumnos, extra-maritales, párroco y feligrés/feligresa, miembros del servicio militar, empleados federales, especialmente aquellos que requieren de una acreditación especial gubernamental para mantener sus empleos etc.

 

El comportamiento y conducta Contraintuitiva se basa en lo siguiente:

  • La necesidad de la víctima de sentirse cómoda, sana y salva y de establecer un cierto sentido     de control sobre su vida.
  • En el deseo que la víctima pueda tener sobre proyectar una imágen de vida intachable, de absoluta solvencia moral.  Esto puede ocasionar que mienta, o que deje a un lado detalles importantes para incrementar su credibilidad, causando dudas en el relato de los hechos.
  • El simple hecho de que las víctimas no procesan y asimilan realmente lo que les pasó de una manera inmediata, dentro de ellas mismas la realidad de los hechos pueda que sea procesada como una película borrosa en cámara lenta, en donde no está muy clara la participación de ellos mismos, del agresor, de la gente que los acompañaba, si hubo alguien que los acompañaba y del equipo médico y legal.
  • El efecto traumático que causó, que tiende a agravarse, si el o la sobreviviente de violencia sexual había tenido un diagnóstico previo de Transtorno de Estrés Post-Traumático, y afecta la relación interna que existe entre los dos lóbulos del hemisferio cerebral.
  • En culparse y dudar de si mismo y en cuestionar nuestra conducta previa al asalto sexual.

 

¿Como profesionales en esta area de trabajo, cómo podemos ayudar a estas víctimas/sobrevivientes de violencia sexual?

 

  • Primeramente, tratemos de no herirlas, de no juzgarlas, de no dudar que en realidad fueron víctimas de violencia sexual.  Tratemos de ser pacientes y comprenderlas, utilizando las dinámicas y herramientas de trabajo asociadas con la violencia sexual.
  • Establezca confianza y una buena comunicación con cada una de estas víctimas y anímeles a decir la verdad en todo momento y a divulgar/relatar los eventos de una manera concisa.  Sea sincero(a) con ellos, explíqueles acerca de la dinámica de la violencia sexual, del comportamiento contraintuitivo, asegúreles que no son culpables, que si alguien abusó de ellas sin su consentimiento, o bajo el efecto del alcohol o drogas, es abuso sexual.
  • Utilize a promotores/intercesores/navegadores de salud y legales en el área de violencia sexual.
  • Hágales saber de la colaboración profesional que puede existir en su área entre las agencias de la red que trabajan con delitos sexuales.
  • No hay hechos malos, sino retadores.  La mayoría de los hechos propiamente analizados y explicados, pueden beneficiar su caso.
  • Si es muy díficil lograr ser entendido por su comportamiento contraintuitivo, consulte con un perito, con antecedents en una gran variedad de disciplinas como lo son: Psicología, Sociología y/o Asistente de Víctimas y/o promotor/intercesor y/o navegador comunitario en los sistemas médico y legal, enfermeras forenses.
  • Estos pueden educar a jurados en cuanto a que el comportamiento contraintuitivo de la víctima/sobreviviente de violencia sexual, no es necesariamente un factor indicativo de un reporte judicial falso.

 

 

No olvidemos de tratar y asegurarnos de que las víctimas/sobrevivientes de violencia sexual sean tratadas por todos los profesionales en el área de salud y judicial con dignidad, respeto y mucha comprensión.  Hacer lo contrario puede afectar la manera como ella se prepara para prestar su testimonio/declaración durante el proceso judicial.

 

 

Giovanna Carney, Especialista en Servicios de Apoyo a la Comunidad Latina

Concilio Rappahannock contra la Agresión Sexual,

Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA

Línea de Servicios de Intervención: (540) 371-5502

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: