rcasa

Sexualidad Femenina, Un Mundo por Reconocer y Redescubrir

In Therapy on March 24, 2011 at 8:45 am

Hablar de sexualidad femenina,  implica muchos subtemas que de acuerdo a los ciclos del desarrollo de la vida de las mujeres,   las van marcando y enfrentando a un mundo,  al que desde bebés les  van prohibiendo conocer y descubrir.

Pasa primero por la etapa de “eso no se dice, eso no se pregunta; a no corra, no se suba a los árboles, cierre las piernas y siéntese bien, no grite, no hable ni se ría fuerte”. Después,  al ir creciendo y teniendo más preguntas o experiencias de niña a mujer jovencita,  viene la Menarca o Menarquía, “ya le vino la enfermedad, debe cuidarse de los hombres; no salga de noche; no se lleve con esas muchachas que son locas, cuidado con salir embarazada, sin casarse”. Y luego,  en la etapa de tener pareja, “los hombres son de la calle y las mujeres de la casa; aguántese  es el padre de sus hijos, las mujeres decentes solo se están con un hombre”.  Finalmente llega la menopausia, y lo que se sabe es “opérese  porque lo que Ud.,  tiene adentro no le sirve para nada; ya es una mujer vieja deje de andar haciendo cosas de joven”.

Todo esto es una educación de la sexualidad desde el miedo,  desde el no amarse así mismas y no aceptar como es un cuerpo sexuado de mujer. Y así de pasar las diferentes etapas de niña, adolescente, mujer erótica, madre, pareja y adulta mayor.  Muchas mujeres van creciendo,  sin  conocer lo que significa habitar su cuerpo, conocer sus derechos  sexuales y reproductivos.  Sobre todo en las mujeres  por su condición de genero, crecen  en la ignorancia, sin una educación sobre como funciona su cuerpo, y como va cambiando a través de todo su desarrollo físico (cuerpo), mental y espiritual. No se les permite reflexionar, tomar conciencia, aprender a mirar su cuerpo y a confiar en sus emociones a medida van viniendo estos cambios en estas diferentes etapas.

El eterno femenino de la sexualidad lleva encerrado muchos mitos, entre ellos es el de la Virginidad, esto ha llevado a las mujeres a pasar por situaciones que les provocan miedo y vergüenza, cuando pierden este “tesoro”, sienten que ya no valen nada, y en muchas culturas y países, aún se castiga severamente a las mujeres, cuando han perdido su virginidad, sin importar si fue por violación o porque inocentemente creyeron en la palabra del hombre amado, sobre la prueba de amor. Por otro lado,  muchas jovencitas, en su sentimiento de sentirse atractivas para el sexo opuesto, llegan a confundirse y creer falsamente que el solo hecho de poseer un cuerpo atractivo sería esencial para llegar a sentirse bien consigo mismas, todo esto incentivado por los medios de comunicación,  que ponen un tipo de mujer, que no es el modelo de la mayoría de las mujeres reales y cotidianas.  

La sexualidad femenina va más allá del deseo que se puede provocar en el otro. La sociedad aún en pleno siglo XXI,  aun está con una enorme tarea para brindar a la mujer una orientación, información y educación, en que la mujer, al tener una conciencia real de su cuerpo y de las sensaciones que emanan del mismo, logrará tener conciencia sobre él y podrá actuar de acuerdo a sus propias convicciones y necesidades. Dejar de ser el objeto sexual o la fuente mediante la cual el otro podrá satisfacerse, para descubrir el camino que la acercara al principio del placer y del complacer desde ella misma, no de lo que las demás personas esperan. Y que en otras palabras se llaman Derechos Sexuales y  Derechos Reproductivos.

Los principios de los derechos sexuales y reproductivos, que son la concreción de los derechos humanos en el marco de la sexualidad entendida de una manera amplia, se traducen en la posibilidad de que cada persona defina y construya su identidad individual y sexual así como las formas de vivir su sexualidad de manera autónoma.

En resumen al hablar de Sexualidad Femenina,  pongo como eje principal a las mujeres, porque son éstas en sus diferentes etapas de ciclos vitales, a las que no se les educa de manera autónoma, ya sea por cuestiones culturales, religiosas, sociales, económicas y de género. Y al hablar de género, no es exclusión de la masculinidad, sino que los roles asignados socialmente construidos paras llegar a ser mujeres y hombres, que son diferentes para cada uno.  A las mujeres, les toca ser educadas en una sociedad patriarcal, en que son puestas en la servidumbre e ignorancia. Por lo que expuse al inicio, en el sentido, que se les va educando en las diferentes etapas de vida, desde el miedo, con mitos, tabúes, desinformadas, vulnerables a la violencia de género (Sexual y Domestica), sin conocer el cuerpo en que habitan y a reconocer las emociones que es provoca ese cuerpo sexuado de mujer.

Es por todo esto que la Sexualidad femenina es un mundo por reconocer y redescubrir, si las personas que luchamos por los derechos humanos,  apoyamos este reto de romper con una sociedad que aún no está informando, esclareciendo, orientando, para terminar de una vez por todas con los prejuicios, con las mentiras, los mitos construidos de que es una educación sexual integral que cruce todos los ámbitos de las vida de los seres humanos, es especial las mujeres que son las dadoras de vida.

Leslie Moncada (Consejera Latina en RCASA)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: