rcasa

Acoso Sexual en el Centro Laboral

In Advocacy, Case Management, Hispanic/Latino, Legal Advocacy, Outreach, Prevention, Sexual Assault Awareness, Systems Advocacy on November 15, 2010 at 10:05 am

Acoso Sexual

 

 

El acoso sexual es una forma de violencia: una violencia sexual con connotaciones tanto de violencia física como de violencia psicológica.

 

El acoso sexual es una forma de discriminación que ocurre cuando una conducta no deseada de naturaleza sexual interfiere con el trabajo individual.

 

Es un comportamiento que afecta a ambos sexos, aunque el número de mujeres afectadas es mayor.

 

Constituye una forma de comportamiento intolerable que atenta contra los derechos fundamentales de la persona estando tipificado en la mayoría de los ordenamientos jurídicos.

 

Entre los factores que influyen en que se produzcan situaciones de acoso encontramos:

·       Diferencias culturales.

·       Factores de ambiente de trabajo.

·       Tipo de respuesta de la víctima.

·       Características de personalidad del acosador.

Siguiendo la Recomendación de la Comunidad Europea 92/131 de Noviembre de 1991, entendemos por Acoso Sexual “toda conducta de naturaleza sexual u otros comportamientos basados en el sexo que afectan a la dignidad de las mujeres y de los hombres en el trabajo, incluida la conducta de superiores y compañeros, que resulta inaceptable por:

·       Dicha conducta es indeseada, irrazonable y ofensiva para la persona que es objeto de la misma.

·       La negativa o el sometimiento de una persona a dicha conducta por parte del empresario o trabajadores se utiliza de forma explicita o implícita como base para una decisión que tenga efectos sobre el acceso de dicha persona a la formación profesional y al empleo, sobre la continuación en el mismo, el salario o cualquier otra decisión relativa al empleo.

·       Dicha conducta crea un entorno laboral intimidatorio, hostil y humillante para la persona que es objeto de la misma.

Cuando hablamos de acoso sexual contemplamos la conducta sexual en un sentido amplio, incluyendo:

·       Conductas físicas de naturaleza sexual: incluido el contacto físico no deseado. Este puede ser variado e ir desde tocamientos innecesarios, “palmaditas”, “pellizquitos”, roces con el cuerpo, hasta el intento de violación y la coacción para relaciones sexuales.

·       Conducta verbal de naturaleza sexual: insinuaciones sexuales molestas, proposiciones, flirteos ofensivos, comentarios e insinuaciones obscenos.

·       Conducta no verbal de naturaleza sexual: exhibición de fotos sexualmente sugestivas o pornográficas, materiales escritos, miradas/ gestos impúdicos.

Se considera acoso sexual en el trabajo toda conducta de naturaleza sexual, desarrollada en el ámbito de la organización y dirección de una empresa o en relación o como consecuencia de una relación de trabajo, realizada por un sujeto que sabe o debe saber que es una ofensiva y no deseada por la víctima, determinando una situación que afecta al empleo y a las condiciones de trabajo y crea un entorno laboral ofensivo, hostil intimidatorio y/o humillante

 

TIPOS DE ACOSO SEXUAL

 

Podemos distinguir dos tipos básicos de acoso sexual, en función de que exista o no exista un elemento de chantaje.

·       Acoso quid pro quo: lo que se produce es un chantaje sexual. Se fuerza a una persona a elegir entre someterse a los requerimientos sexuales o perder o ser perjudicados ciertos beneficios  o condiciones de trabajo.

Se trata de un abuso de autoridad, de tal modo que se produce una situación en la que la negativa de una persona a una conducta de naturaleza sexual se utiliza explícita o implícitamente como base para una decisión que afecta al acceso de la persona a la formación profesional, al empleo continuado, a la promoción, al salario o cualquier otra decisión sobre el empleo.

·       Acoso que crea un ambiente de trabajo hostil: cuando existe una conducta que crea un ambiente de trabajo humillante, hostil o amenazador para el acosado.

 

Un dato relevante sobre la frecuencia del acoso sexual es que la mayoría de las víctimas son objeto de episodios reiterados de acoso y no de incidentes aislados.

 

 

CONSECUENCIAS DEL ACOSO SEXUAL

 

El acoso sexual afecta negativamente tanto al trabajador como al proceso productivo, ya que repercute sobre la satisfacción laboral, aumenta el absentismo y las faltas al trabajo, disminuye el ritmo de producción debido a la falta de motivación.

 

Sobre el trabajador tiene consecuencias psicológicas: estrés, ansiedad, depresión, estado de nerviosismo, sentimientos de desesperación, de indefensión, impotencia, etc y, consecuencias físicas: trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, náuseas, hipertensión………

 

Aunque las consecuencias del acoso sexual afectan primero y fundamentalmente a la persona contra la cual se ejerce el acoso, pero también incide negativamente sobre los trabajadores que pudieran ser testigos o conozcan el problema.

 

Así, la ansiedad y el estrés que produce la vivencia negativa de esta situación vejatoria, muchas veces provoca en las personas la necesidad de pedir bajas por enfermedad, abandonar el puesto de trabajo, ante la impotencia de no poder afrontar el problema o derivar en un despido por negarse a someterse a cualquier tipo de acoso.

 

 

PREVENCIÓN DEL ACOSO SEXUAL

 

La manera más efectiva de hacer frente al acoso es que desde la empresa se instauren una serie de actuaciones como:

·       Declaración de Principios: en donde se muestre el compromiso de erradicar el acoso, en la que prohíba el acoso sexual defendiendo el derecho de todo los trabajadores a ser tratados con dignidad y en las que se explicite que las conductas de acoso ni se permitirán ni se aprobarán.

·       La organización de la empresa debe asegurarse que la política de no acoso  es comunicada a los trabajadores, además de informar sobre el procedimiento a seguir por la víctima asegurando la seriedad y la confidencialidad, así como la protección ante posibles represalias.

·       Formación: formación general a mandos y gestores que les permitan identificar los factores que contribuyan a que no se produzca el acoso.

·       Establecer normas sancionadoras considerando como falta muy grave el chantaje sexual.

·       Los convenios deben regular procedimientos para conocer, prevenir y sancionar los comportamientos discriminatorios y las conductas atentatorias contra la dignidad e intimidad de los trabajadores especialmente aquellas consistentes en ofensas verbales o físicas de naturaleza sexual.

Deben existir tanto procedimientos informales como formales de actuación contra el acoso. Los procedimientos informales buscan solucionar la situación a través de la confrontación directa entre las partes o través de un intermediario, los procedimientos  formales buscan una investigación del asunto y la imposición final de las sanciones, si se confirma la existencia del acoso.

 

Se ha de acudir al procedimiento formal cuando el informal no da resultado; por ello:

·       Se recomienda que se designe a una persona a la que se formará para ofrecer consejo y asistencia y participar en la resolución de conflictos tanto en los procedimientos formales como en los informales.

·       El procedimiento de reclamación debe proporcionar a los trabajadores la seguridad de que las quejas y alegaciones serán tratadas con toda seriedad.

 

Recuerda que el Acoso Sexual es

·       Es un comportamiento de carácter sexual

·       No es deseado por la persona a la que va dirigido

·       Incide negativamente en la situación laboral

 

 

Copiado y reproducido de: http://www.ugt.es/slaboral/observatorio/acoso_sexualbp.htm

 

 

Al leer este artículo no pude resistir la idea de recordar de lo que había sido testiga en mis primeros años en América.  En los restaurantes existe este juego, especialmente en la cocinas, especialmente entre varones.  Es una conducta sobre entendida el de tener este tipo de “jueguitos”, “pellizquitos” por aquí y por allá, “manoseos”, a los nuevos los “bautizan” y tienen que entrar al grupo y a los que no les gusta los discriminan.

 

Si usted no quiere ser parte de este “juego” y desea que se le respete.  No importa de como se identifique sexualmente, si usted siente que está siendo acosada(o) en su centro laboral por su supervisor o por uno de sus compañeros laborales, repórtelo o llámenos.

 

 

Rappahannock Council Against Sexual Assault, RCASA

(540) 371-5502

2601 Princess Anne Street, Suite 104

Fredericksburg, Virginia 22401

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: